Selección nacional de rugby seven a side tuvo una gran participación en el torneo de rugby reducido organizado en Munich para conmemorar la tradicional fiesta alemana del Oktober Fest. Australia fue el gran triunfador

Si bien los resultados no acompañaron a los nacionales, el buen juego demostrado frente a las grandes potencias deja espacio para creer en su repunte de cara a la clasificación al mundial de San Francisco.

Chile, compartía el Grupo C, con Australia, Fiji e Irlanda.

Argentina, Inglaterra, Alemania, Uganda, en el Grupo B.

Sudáfrica, Francia, España y Portugal en el Grupo A.

Participación de Chile

  • Los nacionales fueron los encargados de abrir fuegos en el campeonato, y al frente tenían a Australia. Chile se apropió del balón y se fue al descanso arriba en el marcador, sin embargo los oceánicos, constantes animadores del circuito mundial, echaron mano a su categoría y dieron vuelta el tanteador para dejar un 10 – 26 final.
  • El segundo partido enfrentaría a los cóndores con los actuales campeones olímpicos, Fiji. Los dirigidos por Edmundo Olfos, salieron a la cancha con la voluntad de hacer el mejor partido posible, sin embargo los “fliying fijis” simplemente volaron y ya acabado el primer tiempo estaban 0 – 26. Chile consiguió acortar distancias mediante dos tries, pero el poderío fijiano fue imposible de contrarrestar, decretando el 33 -14 definitivo.
  • El último partido de la fase regular fue frente a un combinado que, si bien tiene una gran historia en el rugby XV, sus pasos en el rugby reducido de primer nivel son recientes, hablamos de Irlanda. Los cóndores sabían que ese sería el partido más permeable del grupo y salieron a buscarlo, pero en frente se toparon con un gran equipo y con individualidades que superaron a los nacionales en todas las líneas, decretando el 7 -24 final.

  • Clasificados cuartos, Chile debía enfrentar al emergente Uganda en el segundo día de competencia. Los cóndores se vieron menos atentos que en la primera jornada, y el fondo físico de los africanos terminó por imponerse con un 12 – 17, en un encuentro que bien pudo quedar para cualquiera de los dos.
  • La disputa por el onceavo lugar enfrentaba a Chile versus Portugal, seleccionado que va en franco ascenso pero que en este torneo no pudo demostrar su mejor juego, no obstante los nacionales sacaron a relucir todo su amor propio y consiguieron imponerse a los lusos en una espectacular demostración de buen juego que dejó un expresivo marcador de 31 -5.

Australia rugió en la final.

La gran final del campeonato fue disputada por dos de los equipos con lo que se encontró Chile en la fase grupal; Australia y Fiji

Los campeones olímpicos eran los grandes favoritos, sobre todo luego de dejar en el camino a Sudáfrica en la semifinal, pero el partido decisivo solo tuvo un protagonista, Australia.

El elenco Aussie supo imponerse con propiedad a Inglaterra en la semifinal por 32 -7 dejando claro su poder de ataque, pero ninguno de los 15000 espectadores esperó el desenlace del campeonato.

Los australianos consiguieron la posesión del balón desde el primer minuto, y unos visiblemente agotados fijianos, solo pudieron seguir dese lejos el ritmo, y con seis tries versus uno, los Wallabies 7´s, se impusieron a Fiji por 40 -7, quedándose de manera espectacular con el primer acercamiento de la temporada de rugby reducido.