SE TERMINÓ EL MISTERIO DE MESSI

¿Es el amor a Barcelona o más bien al dinero? La interrogante adquiere plena validez su consideramos que la dirigencia culé  se puso firme respaldada además por la declaración suscrita por el presidente de la liga española en la que dictaminó que Messi no era jugador libre y que, si decidía poner término unilateralmente a su contrato  podía estar expuesto a pagar la suma de 700 millones de euros de conformidad la cláusula rescisoria.

Si bien es cierto el padre de Messi y sus asesores legales sostenían un criterio diferente al final Messi determinó por no persistir en la controversia jurídica.

Lo cierto es que ya en forma oficial Messi aparece con la nueva camiseta del Barcelona  en redes sociales e Instagran del club y anunció su decisión de seguir en la  institución «por el cariño que siente por ella y para no seguir causándoles daño». Pero la historia no termina así tan fácilmente porque el jugador sigue culpando al presidente de Barcelona Josep María Bartomeu de todo este embrollo.

El crack argentino de 33 años resolvió seguir por una temporada más para evitar tener que ir a la Justicia, algo que también podría haber significado un dolor de cabeza para su hipotético nuevo destino, que parecía ser Manchester City. Esto surgió luego de una reunión producida el martes entre su padre Jorge y el presidente Josep María Bartomeu.

Messi no tendrá que pasar por un abrupto y traumático adiós a la Ciudad Condal, donde aterrizó en el 2000 con apenas 13 años en busca de un club que pudiese afrontar el tratamiento hormonal para crecer y desarrollarse futbolísticamente. Su esposa Antonela y sus tres hijos, Thiago, Mateo y Ciro, están completamente arraigados allí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.