Alexander Kristoff ganó primera etapa del Tour de Francia

Alexander Kristoff (UAE) se ha impuesto contra todo pronóstico en el sprint de la primera etapa del Tour de Francia 2020. Es por ende el primer maillot amarillo de una carrera que ha arrancado marcada por la amenaza de la pandemia Covid-19 y por la lluvia inusual del sureste francés.

Varios corredores importantes se han ido al suelo hasta el punto que los capos de la carrera han ordenado al resto que se levantara el pie y que no se produjeran más sustos. El miedo a no llegar a París ha quedado patente desde el primer día. Es común que la Grande Boucle de los primeros pedales bajo la lluvia si la carrera arranca en la zona norte o Bretaña, como sucederá en 2021 pero no se esperaba a este acompañante cuando son Niza y la costa mediterránea los anfitriones.

Desde la neutralizada las gotas de agua fueron calando los maillots de los corredores y lo que es peor, la carretera. Al suelo se fueron nombres importantes como Pierre Latour (AG2R) o Pavel Sivakov (Ineos). El ruso vivió un calvario durante toda la jornada y veremos si eso repercute en el todopoderoso combinado británico de Egan Bernal y Richard Carapaz.

A 70 kilómetros para la meta, ya en el Paseo de los Ingleses de Niza, se produjo una carrera en el pelotón en la que se vieron involucrados hombres del Movistar, Mikel Nieve (Mitchelton), Andrey Amador (Ineos) de nuevo y Richie Porte (Trek). El incidente del australiano unido a la debilidad del Ineos hizo que se encendiera la mecha en el gran grupo.

Astana tensó la carrera pero los corredores del Jumbo Visma pidieron que se calmara la contienda como compasión por los caídos. Volvieron a animarse los del equipo kazajo liderados por Omar Fraile hasta que su líder, Miguel Ángel López, se salió en una curva y chocó contra una señal. Ahí aflojaron sus pretensiones, ahí apareció Roglic para pedir que se frenara, que se declarara una huelga encubierta. De la tempestad se pasó a la calma.

A pesar del ritmo lento, más que si fuera un entrenamiento, se vio alguna que otra caída como la de George Bennett (Jumbo) o la de Thibaut Pinot (FDJ). El galo, que llegaba a este Tour como uno de los favoritos, besaba el suelo ya en las calles de Niza y superada la pancarta de los tres últimos kilómetros. En la llegada masiva Trek mandó y Deceuninck trató de poner orden sin éxito. En ese caos apareció con poderío Kristoff para ganar derrochando poderío.

Primera etapa Posiciones

Image

Al igual que la primera etapa, mañana el segundo día también tendrá como salida y llegada la ciudad de Niza. En este caso, el pelotón superará los 3.700 metros de desnivel positivo con los ascensos al Col de la Colmiane (16,3km al 6,3%), al Col de Turini (14,9km al 7,4%) y al Col d’Eze (7,8km al 6,1%). Sin embargo, la carrera podría volver a disputarse al sprint tras un descenso de nueve kilómetros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.