Tras la polémica desatada por la decisión de restarle un gol a Esteban Paredes, el gerente de la ANFP Rodrigo Robles aclaró que se le restituía nuevamente el convertido ante Cobresal hace 11 años.

Ese gol, obtenido en dicho partido que posteriormente fue declarado nulo por vicios en la inscripción del jugador albo Joan Muñoz, había sido también invalidado y por lo tanto restado de los 216 goles convertidos por el atacante dejándolo en 215, los mismos convertidos por Francisco Valdés.

En consecuencia, con esta rectificación Esteban Paredes retoma la calidad de exclusivo goleador histórico del fútbol chileno.

En el día de ayer muchas personalidades, particularmente jugadores e hinchas albos habían colmado las redes sociales cuestionando, la mayoría, la decisión del ente rector del fútbol chileno y había enfrentado también al Instituto de Historia y Estadísticas del Fútbol con la Asociación de Investigadores, siendo estos últimos los que habían advertido que el gol de Paredes ante Cobresal no debía ser considerado como válido.