Cristian Garín fue anunciado como el octavo cabeza de serie para el primer torneo ATP en regresar al circuito, el ATP 500 de Washington el cual está bajo la atenta mirada del mundo del tenis.

El director del evento, quien también tiene la disputa del torneo femenino, Mark Ein reconoce la responsabilidad que tiene para sí mismo y admite que la cancelación sigue siendo una opción considerada por la organización.

“Al ser el primer torneo, lo vemos como un gran honor y una gran responsabilidad, lo pensamos de dos maneras. Somos muy cautelosos y disciplinados, pero si hay un brote, podría terminar poniendo todo en riesgo. Esto es parte de la gran responsabilidad”, dijo el gerente en una entrevista con el portal de Tennis Majors.

“Obviamente no quieres que nadie se enferme y vas a hacer todo lo que puedas, pero también debes ser realista y saber que las personas se enferman todo el tiempo en su vida diaria. Solo debes asegurarte de que, si sucede, sea un caso aislado”, agregó el director del torneo en Washington.

A pesar de cierto optimismo, Ein dice que la cancelación del torneo sigue siendo un escenario real. “Sí, me preocupa que el evento pueda cancelarse. El peor desastre sería la cancelación en la semana anterior, cuando los jugadores ya estarían aquí. Gastamos mucho dinero y eso también sería malo para todos”, concluyó.

El creciente número de casos de coronavirus en los Estados Unidos ha preocupado a muchos tenistas y entrenadores, ya que la proliferación es mayor que nunca en el país. Por otro lado, las ciudades de Washington y Nueva York, que albergarán los torneos ATP, han logrado controlar la pandemia y el número de infectados y muertos está disminuyendo.