Los atletas rusos más galardonados de los últimos años, María Laría Lasitskene (Altura), Anzhélika Sídorova (Pértiga) y Serguéi Shubenkov (110 metros vallas), se dirigieron este martes en una carta al presidente ruso, Vladímir Putin, para evitar quedarse fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio.

«A usted no le es indiferente ni el atletismo ni la suerte de la gente que ha vinculado su vida con uno de los deportes más populares en Rusia», señala la misiva recogida por medios rusos.

La carta subraya que ha pasado un año desde que Putin ordenara al Comité Olímpico Ruso que pusiera orden en la Federación Rusa de Atletismo (FRA), pero «las órdenes no han sido cumplidas y la situación únicamente ha empeorado».

«Nuestra inquietud radica en que, habiendo en nuestro país tantas estructuras deportivas donde trabajan auténticos profesionales, seguimos sin ver un plan concreto de salida a la larga crisis. Por ello, nos vemos obligados a dirigirnos ahora a usted», señala.

Lasitskene y sus compañeros alertan a Putin que, en caso de que el 1 de julio la FRA no pague la multa de 5 millones de dólares, «el atletismo ruso puede ser expulsado definitivamente de la federación internacional».

En su carta aseguran que, aunque ya se perdieron los Juegos de Río y hay «muchas posibilidades» de que les pase lo mismo con Tokio 2021, no sólo piensan en sí mismos, sino en el «estado catastrófico» del deporte rey en Rusia. «Nos encontramos al borde de la completa disolución y liquidación del atletismo (…) confiamos en su intervención y comprensión», concluyen.

En marzo pasado World Athletics, nueva denominación de la antigua IAAF, limitó a diez los atletas neutrales que Rusia podría enviar a Juegos Olímpicos, Mundiales y Europeos. Pero puso como condición que la FRA pagara 5 millones de dólares antes del 1 de julio de este año.

No obstante, a falta de dos semanas para que expirara dicho plazo, la federación rusa admitió que no tiene dinero, lo que podría dejar fuera de Tokio incluso a los diez atletas neutrales. La FRA ha pedido un aplazamiento a World Athletics, pero ésta se negó a aplazar el pago.

Lasitskene, Sídorova y Shubenkov, campeones del mundo y los más críticos con la FRA, emitieron recientemente otro comunicado en el que arremeten con dureza contra la nueva dirección federativa.

«A falta de tres semanas para el fin del plazo, da la sensación que los atletas rusos se perderán de nuevo no sólo la actual temporada de verano sino también los Juegos Olímpicos de Tokio», señalaba la nota.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha castigado a Rusia con cuatro años de aislamiento internacional, por lo que los deportistas rusos sólo podrán competir como neutrales en los Juegos de Tokio 2021 y los de Invierno de Pekín 2022.