La reciente decision de la directiva de Blanco y Negro que se acogió a la ley de protección del trabajo, ante la negativa del plantel a rebajarse los sueldos tomó de sorpresa a los jugadores que pensaban que aún existían espacios para continuar las conversaciones y lograr acuerdos.

Pero el rechazo enfureció a Anibal Mosa que lo consideró como un acto de deslealtad hacia su persona dada la amistad y cercanía que siempre ha tenido con los jugadores, particularmente con Esteban Paredes, quien lidera el rechazo a la rebaja de sueldo sin retorno.

Varios ex jugadores emblemáticos de los albos se han pronunciado a favor y en contra de ambas posturas siendo los más críticos Daniel Morón (que también es director del club), Jaime Pizarro y Carlos Caszely.

Hay quienes sostienen que de persistir esta crisis podría derivar en una quiebra. Así al menos lo señalan algunos prestigiosos medios deportivos extranjeros, lo que pensamos es una exageración.

El SIFUP, será un actor fundamental para intermediar entre las partes en conflicto momentos que el plantel anunció ir acudirá a la Inspección del Trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.