Barbara Spotakova fue la figura en República Checa

La doble campeona olímpica checa de lanzamiento de jabalina Barbora Spotakova regresó a la competición con un triunfo tras el obligado parón a causa del coronavirus, al imponerse en la reunión de Kladno (República Checa) con un mejor intento de 63,69 metros.

Un ‘discreto’ lanzamiento para la checa, que posee el récord del mundo con una marca de 72,28 metros, pero suficiente para lograr la victoria en la prueba estrella de la reunión y colocarse 3ª del mundo en 2020.

La reunión de Kladno fue la más destacada de las 173 competiciones de atletismo para profesionales y niños que se celebraron el lunes en la República Checa en el proyecto ‘Back on Track’ (vuelta a la pista).

Y es que, junto a la veteranísima Spotakova, tres veces campeona del mundo, figuraban en la lista de inscritos atletas de la talla de su compatriota Nikola Ogrodnikova, vigente subcampeona de Europa, que tuvo que conformarse con la segunda plaza con un registro de 62,92 metros.

Peor le fue el regreso a la competición a otra de las grandes estrellas del atletismo checo, Pavel Maslak, triple campeón del mundo en pista cubierta de los 400 metros, que no pudo pasar de la tercera plaza. Maslak, que eligió para su retorno a las pistas la distancia de los 300 metros, se tuvo que conformar con un crono de 33.10 segundos, lejos de los 32.63 que el checo posee como mejor marca mundial del año. Un tiempo insuficiente para superar a sus compatriotas Jan Jirka, que se alzó con el triunfo con un crono de 32.82 segundos, y Matej Krsek, segundo con una marca de 33.05.

Quien no decepcionó en el estadio Sletiste de Kladno fue el lanzador de peso Tomas Stanek, medalla de bronce en los Mundiales en pista cubierta de Birmingham 2018, que se impuso con una mejor tentativa de 21,13 metros.

Tampoco falló en la puesta de largo del atletismo checo, tras el obligado parón a causa de la pandemia de coronavirus, el lanzador de jabalina Jakub Vadlejch, plata en los Mundiales de Londres 2017, que se alzó con la victoria con una marca de 84,31 metros.

Vadjelich, que firmó la tercera mejor marca mundial del año, aventajó en más de seis metros a su compatriota Petr Frydrych, bronce en los Mundiales de Londres, que fue segundo con un mejor intento de 78,18 metros.

Jakub Vadlejch fue otro de los ganadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.