Con el nuevo proyecto del Parque Estadio Nacional impulsado por el Gobierno de cara a los Juegos Panamericanos Santiago 2023 el béisbol y sóftbol pasarán de tener 4 canchas a sólo 1 en el centro deportivo de Ñuñoa. 

Además, se construirá un estadio especial para estas disciplinas en Cerillos, pero que desaparecerá una vez finalizados los Juegos a realizarse en la capital de Chile. 

En entrevista con El Deportero, Norge Núñez, gerente general de la Federación Chilena de Béisbol y Sóftbol comentó que no tuvieron ninguna injerencia en esta planificación. “En ningún momento fuimos consultados sobre las necesidades reales de nosotros. Ni para el diseño ni para la solución del impacto porque, realmente, nosotros íbamos a ser impactados. Y no, no fuimos consultados para nada de eso.

Esta reducción de canchas afectará a 70 clubes y 2000 deportistas que practican ambas actividades. “Solo esperamos diálogo de parte de las autoridades y soluciones, porque somos los principales afectados en la construcción del Parque de la Ciudadanía ahí en el Estadio Nacional. Pero creo que los daños colaterales de cada proyecto, como este, deben también tenerse en cuenta y tener un plan para los que son dañados”, explicó Núñez.

Una de las soluciones que expone el gerente general de Fechibeis es que la construcción del estadio en Cerillos sea permanente -que no desaparezca post Panamericanos- y que se traslade ambos deportes a esa comuna.

Norge Núñez, gerente general de Fechibeis. Fotos: Fechibeis.