Era la carrera ideal para el piloto chileno Benjamín Hites (Fiat-Akka ASP) durante las 6 Horas de Nürburgring, ciudad de Alemania por la tercera fecha del GT World Challenge de Europa.

Su compañero suizo Alex Fontana le había entregado el auto en la quinta posición de la serie Silver y tras 1 hora y 50 minutos de carrera del total de dos, y cuando estaba a minutos de entregar la máquina AMG al tercer piloto Lucas Légeret, Hites experimentó la rotura del sistema del acelerador debiendo ingresar a pits antes de lo programado, entregado la máquina en la tercera ubicación.

La falla fue reparada después de 10 minutos de trabajo por el equipo de mecánicos, impidiéndole al trío chileno-suizo estar dentro de los tres primeros de la carrera.

“Para mí fue una jornada de dulce y de agraz. De dulce porque hice una muy buena carrera donde me sentí con confianza y seguro, recibiendo el auto en el quinto puesto y entregándolo en el tercero de la categoría. Además, en la general avancé hasta el puesto 18° luego de tomar el auto en la posición 23°. Y de agraz por lo sucedido a un par de minutos del término de mi turno, cuando el acelerador se fue a fondo”, explicó el chileno.

Finalmente, Fontana-Hites-Légeret cruzaron la meta en el noveno lugar de la Silver Cup, a 8 vueltas del vencedor de la prueba general, el Team Dinamic Motorsport integrado por los alemanes Christian Engelhart y Sven Müller, y el italiano Matteo Cairoli en un Porsche.

Ahora el volante de 21 años se concentrará en la cuarta fecha del GT World Challenge de Europa que se disputará el próximo fin de semana, el 11 al 13 de septiembre en el autódromo de Magny Cours en Francia.

Benja Hites, Fontana y Légeret. Foto: Prensa Benjamín Hites.