Una gran noche de sábado con dos títulos mundiales de boxeo en juego se vivió en Estados Unidos y donde el local Terence ‘Bud’ Crawford mandó tres veces a la lona a Egidijus ‘Mean Machine’ Kavaliauskas antes de noquearlo a los 44 segundos del noveno asalto para quedarse por tercera ocasión con el cetro Welter de la Organización Mundial de Boxeo en el legendario Madison Square Garden neoyorquino.

Crawford fue inclinando la balanza desde el quinto round en adelante, le metió su ritmo a la batalla y ahí Kavaliauskas no tuvo las respuestas que se necesitaban para tratar de seguir compitiendo, pues yendo al frente y también al contragolpe el estadounidense era mejor y eso se notaba en el ensogado.

Crawford logró su séptimo nocaut consecutivo y se confirmó como uno de los mejores libra por libra a pesar de que el inicio de la batalla no fue nada fácil para él y le obligó a hacer algunos ajustes en el desarrollo de la contienda y al final terminó brindando un concierto de poder,  mejorando su récord a 36-0 con 27 nocauts, mientras que ‘Mean Machine’ se quedó con 21-1-1 y 17 nocauts.

Crawford logró su séptimo nocaut consecutivo

Por su parte, Teófimo López abrió el segundo round con un gancho de zurda y luego detonó un bombazo de derecha en el rostro del campeón Richard Commey para enviarlo a la lona. Enseguida, una andanada de golpes rubricó el nocaut para conseguir el título de peso Ligero de la Federación Internacional de Boxeo.

López se convirtió en el primer campeón mundial con sangre hondureña en la historia del boxeo profesional, al detener de manera espectacular al minuto y 13 segundos del segundo round sobre el ghanés en el legendario ring del Madison Square Garden neoyorquino.

Esta pelea, además de ser por la faja FIB de peso Ligero, también era una batalla eliminatoria para disputar una pelea unificatoria en contra del ucraniano Vasiliy Lomachenko, monarca de la Asociación Mundial de Boxeo, de la Organización Mundial de Boxeo y nombrado monarca franquicia del Consejo Mundial de Boxeo. Vasiliy estuvo presente en el Garden neoyorquino para la contienda.

Con la victoria por la vía del nocaut técnico, el hondureño Teofimo López mejoró su marca profesional a 15-0 con 12 nocauts, mientras que Commey dejó ahora el título y su marca en 29-3 y 26 fueras de combate.

López se alzó campeón Ligero de la FIB