El entrenador de las “Diablas”, Sergio Vigil, vive la cuarentena desde Buenos Aires, Argentina. El distanciamiento físico no ha sido motivo de desconexión para el hockey chileno. Los entrenamientos en cancha se han reemplazado por reuniones vía Zoom y actividades organizadas por los profesionales del staff en la parte psicológica, física y técnica.  Fiel a su estilo, “Cachito” también reflexionó sobre la pandemia y los desafíos que enfrenta la sociedad.

¿Cómo ha sido tu experiencia de cuarentena?

“La experiencia en cuarentena tiene dos situaciones emocionales. Una es la dicha de poder estar en este momento con mi esposa, su madre y mi hijo. Un tiempo que necesitaba. Desde que me levanto hasta que me acuesto puedo compartir con ellos infinidad de momentos, charlas, juegos, que valoro con todo mi corazón. La vida me ha regalado poder estar con ellos hoy como hace tiempo no estaba y siento que ha sido muy importante para nosotros como familia estar viviendo este momento juntos. Lo estoy viviendo con mucha gratitud y bienestar.”

¿Y la segunda situación?

“Por otro lado, paralelamente a este bienestar, cada vez que me levanto y medito tengo emociones encontradas porque intento ponerme en el lugar de las personas que están lejos de sus familias, padeciendo situaciones de haber perdido trabajo, los que conducen Pymes, empresas y hacen malabares para pagar sueldos, en el lugar de gobernantes que tienen que tomar decisiones. También de médicos, enfermeros que enfrentan todos los días un virus durísimo entregando su vocación y alma. Me pongo en el lugar de las familias que están padeciendo alguna persona con coronavirus, de las que se han despedido del mundo y no tuvieron familiares despidiéndolos, de las personas en edad de vulnerabilidad.

Pienso la situación de cada ser humano en cada país del mundo y todo eso me genera otras emociones. Trato a través de esas reflexiones tomar conciencia, tratar que con los equipos que conduzco estar abiertos a poder ayudar. Entonces las emociones son encontradas. Lo que si, no tengo dudas es que lo más importante no es lo que nos pasa, sino quiénes vamos a ser ante esto que pasa, qué tipo de ser humano elegimos ser.”

 ¿Cuáles son tus reflexiones durante esta etapa de pandemia?

“Aunque sea muy duro, se presenta una gran oportunidad para revisar cosas humanas y tener la posibilidad de transformarnos en este camino en comunidades y seres diferentes. Debemos prepararnos para cuando esto pase hayamos aprendido mucho. Darnos cuenta que todos somos pares y que la integración humana pueda ser posible, el respeto por el otro pasa a ser de lo mas importante en este universo. Que podamos darle valor a lo que realmente tiene valor y restarle a las que no. Tenemos la oportunidad de ser y construir sociedades diferentes que tengan como valor la equidad y el cuidado de cada ser humano.”

 ¿Cómo han sido los entrenamientos de las Diablas durante este tiempo?

“Durante este tiempo ha sido muy interesante el proceso, de mucho aprendizaje y muy constructivo. Comenzó con una charla donde expresamos como nos sentíamos y a partir de ahí empezó una linda instancia de las jugadoras con la psicóloga Carolina Delmonaco de forma individual y colectiva. El preparador físico Ariel Cuartero ha hecho el trabajo a la par para mantener activas a las chicas, más allá de la alta competencia, para que pudiesen a través de la actividad física descargar tensiones y generar endorfinas en su cuerpo.

Después empezamos con entrenamientos por líneas a cargo de los entrenadores Diego Amoroso y Carolina García. Trabajamos sobre nosotros como equipo y los rivales a futuro. A partir de ello, iniciamos la tercera etapa para acercar el hockey nacional por lo que organizamos un sistema de entrenamiento invitando a jugadores y entrenadores de región. Han sido momentos maravillosos. El desafío es estar cerca, generar una red del hockey chileno.

Por otro lado, gracias a la Federación, Head Coach, entrenadores nacionales, Diablos, Diablas, se realizaron foros, videos live, capacitaciones, con entrenadores de Chile, regiones, Sudamérica y Europa buscando capacitarnos, crecer e integrar el hockey de Chile.”

¿Cuáles son tus recomendaciones para los deportistas estos días?

“Me imagino deben sentir ganas de volver a la cancha, de entrenar, de estar con los compañeros, de correr, de hacer el entrenamiento tradicional etc. Recomiendo tener paciencia, es gran oportunidad de entrenar de otra manera, que nos va a desafiar emocional y cognitivamente, oportunidad de construir otro tipo de relaciones, de extrañarnos.

La pandemia va a pasar, pero no perdamos la oportunidad de transitar este momento de crisis con apertura de aprendizaje. Sin duda en este momento estamos descubriendo un montón de cosas deportivas, humanas y de potencial que quizás no hubiesen ocurrido.  Más que pensar en lo que falta, podamos conectarnos con las posibilidades que tenemos de expandirnos como deportistas y seres humanos en esta situación. Recomiendo pensar todos los días qué tenemos en pandemia, lo que no tenemos, lo sabemos. La ultima recomendación, sigamos abrazándonos, hoy no en cuerpos, pero si en el cuidado y en estar disponible para cada persona que lo necesite.”

Fotos: La Tercera