A 140 días del comienzo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la organización decidió cambiar el formato de la competencia del básquetbol.

En esta ocasión habrá tres grupos de cuatro países que se enfrentarán entre ellos en un total de tres partidos y se clasificarán el primero, el segundo y los dos mejores terceros.

En los cuartos de final, se hará un sorteo entre estos ocho conjuntos para dictaminar los enfrentamientos de esta instancia, aunque no se podrán cruzar con alguno de los integrantes de su mismo grupo.

Gracias a este sistema, los seleccionados que lleguen a la final jugarán seis encuentros en vez de ocho. Además que se podrá dejar de lado la especulación de cuál será el equipo con el que se pueda enfrentar en la ronda de eliminación directa.