Campeón sudamericano de karting retoma entrenamientos

A sus 12 años, Nicolás Ambiado es uno de los pilotos con mayor proyección del automovilismo nacional proveniente del mundo del karting. Entre sus muchos logros figura el título de campeón sudamericano de karting en la categoría “mini” obtenido el año pasado en campeonato continental disputado en nuestro país, y el galardón otorgado por la FIA American Awards a principios de año como el mejor piloto chileno menor de 18 años.

Si bien hace tres años que Ambiado inició su internacionalización, corriendo importantes campeonato en Europa, este año tenía agendado dar el salto, corriendo en categoría junior nada menos que el circuito mundial CIK FIA (Comisión Internacional de Karting), uno de los campeonatos más importantes del planeta junto al WSK (World Series Karting), cuna de los más grandes pilotos de Fórmula 1.

La pandemia por Covid-19 obligó a guardar estricta cuarentena y la actividad deportiva quedó suspendida, al menos, hasta el segundo semestre de 2020. Durante este periodo, Ambiado no ha parado de entrenar. En su hogar de Talagante ha desarrollado una exigente rutina de ejercicios físicos, además de intensas jornadas en simulador.

Hace algunos días, Nico comenzó una nueva etapa en su trabajo, el cual está marcado por su regreso a la pista, tomando todas las medidas sanitarias posibles para poder realizar los entrenamientos de manera segura.

Además de practicar en Kart en el circuito de Lampa Kart Center, Ambiado comenzó con sus primeras pruebas a bordo de un auto de fórmula en el autódromo de San Antonio, en una iniciación que tiene por objetivo adquirir la experiencia y conocimientos necesarios sobre los monopostos para poder hacer la transición a este tipo de coches el próximo año y correr, incluso, a nivel europeo, para lo cual ya existen conversaciones preliminares con un importante equipo italiano.

Siempre bajo estrictas las medidas sanitarias, la planificación incluye dos entrenamientos semanales en pista, uno a bordo del kart y otro sobre el monoposto F4 Tatuus Turbo italiano, que en Chile corren como Fórmula Codasur.

Precisamente para mantener distancia social y el menor contacto posible, es que se trata de prácticas privadas y en las que sólo intervienen cuatro personas: el piloto joven piloto, su padre Marco Ambiado, su mecánico, Claudio Tejada y su entrenador, el reconocido ex piloto chileno de la Star Mazda Series y la Indy Light (USA), Pablo Donoso.

“La idea inicial es retomar el andar en pista luego de tanto tiempo en cuarentena. Los test en karting fueron muy buenos, Nico se adaptó muy rápido, él es muy disciplinado y dispuesto para seguir y acatar instrucciones. También hemos comenzado a probar por primera vez autos de Fórmula con la finalidad de acortarle su curva de aprendizaje para cuando deba dar el paso siguiente. Lo hizo muy bien para ser primera vez, es un trabajo a largo plazo para que conozca bien el coche y logre llegar perfecto para cuando haga el paso. Me parece que Nico tiene un gran talento para el automovilismo. Hace mucho que no veía a alguien correr como él, considerando que tiene solo 12 años. Tiene todo para destacarse”, comentó Donoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.