La organización del Mutua Madrid Open ha hecho oficial hoy a través de un comunicado, la suspensión definitiva del torneo para 2020 como consecuencia de la pandemia. Cabe recordar que inicialmente el certamen debía disputarse en mayo, pero fue suspendido por el coronavirus.

De esta forma, se cae uno de los dos combinados, junto al de Roma, que aparecían en la improvisada gira de tierra batida del mes de septiembre. Falta saber si ATP y WTA incluirán nuevos eventos en la semana que ha quedado libre y además con la cancelación de Madrid, la Caja Mágica de la capital de España se queda sin tenis en la presente temporada. Y es que el pasado 26 de junio, la Federación Internacional anunció la renuncia a la fase final de la Copa Davis por el COVID-19

El comunicado afirma que «en un ejercicio de responsabilidad con la situación actual provocada por la covid-19, y tras valorar detenidamente las circunstancias que la pandemia sigue provocando junto a las autoridades competentes, el Mutua Madrid Open 2020 no se disputará este año tras ser reubicado en el calendario del 12 al 20 de septiembre.

Inicialmente programado del 1 al 10 de mayo, en la tradicional gira de tierra batida europea de primavera, los organizadores del Mutua Madrid Open trabajaron con ATP y WTA para buscar una nueva fecha dentro de la reestructuración de la temporada, que fijaron en la tercera semana de septiembre.

Durante este tiempo, el certamen ha creado distintos protocolos de actuación para garantizar la seguridad de todos los integrantes del torneo, recibiendo la aprobación de los organismos sanitarios nacionales por las medidas planteadas para prevenir y minimizar los riesgos de contagio en el entorno de la competición (Caja Mágica y hoteles de alojamiento), un pilar fundamental para celebrar un evento actualmente.

Siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias locales, y después de monitorizar la situación durante meses, los organizadores del Mutua Madrid Open se han visto obligados a cancelar el torneo por la difícil coyuntura que sigue creando la covid-19 a todos los niveles.

Además, y después de un aumento significativo en los casos de covid-19, la Comunidad de Madrid anunció hace unos días una serie de nuevas medidas para controlar la propagación del virus, incluida la reducción de las reuniones sociales a 10 personas, tanto en público como en privado, haciendo más difícil la viabilidad de llevar a cabo el torneo.

Garín se queda sin opciones de sumar puntos.

Por su parte, Feliciano López, director del Mutua Madrid Open, quiere dejar claro que «hemos puesto todo de nuestra parte para celebrar el torneo. Tras la primera cancelación del mes de mayo, nos pusimos manos a la obra con la fecha de septiembre con la ilusión de poder tener tenis de máximo nivel en la Caja Mágica en este año tan malo para todos. Sin embargo, la inestabilidad continúa siendo demasiado alta para celebrar un torneo como este con todas las garantías. Una vez más, tenemos que dar las gracias al Ayuntamiento de Madrid y a todos nuestros patrocinadores y proveedores por estar a nuestro lado en todos los pasos que hemos ido dando».

En el Foro Itálico se jugará sin público mientras Madrid siempre había mantenido la esperanza de celebrarse con un 30 por ciento de su aforo. Los organismos de la raqueta trabajan ahora a contrarreloj para asegurar a los profesionales de la raqueta que no habrá cuarentenas al regresar de Estados Unidos.

Novak Djokovic, presidente de los jugadores, ha dejado claro que los tenistas tienen que saber si habrá cuarentenas antes de tomar un vuelo la semana que viene con destino a Nueva York, donde la USTA ha creado una burbuja para disputar los torneos de Cincinnati y el US Open.

Roland Garros, el ‘Grand Slam’ de la tierra, se mantiene firma en el calendario del 27 de septiembre al 11 de octubre y ya ha ensayado los protocolos en la gira veraniega organizada por la Federación Francesa de Tenis por la Costa Azul.

Según se ha podido saber, la idea inicial de la ATP es retrasar una semana el inicio del Open 250 de Kitzbühel (Austria), que inicialmente estaba programado del 8 al 13 de septiembre, coincidiendo con la segunda semana del US Open. Ahora mismo es la solución más fácil y rápida, aunque la participación en tierras austriacas no será comparable a la de un Masters 1.000 tanto por la dotación económica como por los puntos en juego.

Thiem y Ramos, últimos finalistas en Kitzbühel