El chileno, Clemente Seguel, el único velerista clasificado a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 – que se realizarán entre el 23 de julio y 8 de agosto del 2021- viajó a Italia con la intención de prepararse para la cita olímpica.

“La postergación de los Juegos me dio un año más para prepararme. Prefiero ver el vaso medio lleno y aprovechar todas las circunstancias a pesar de todo lo que estamos viviendo con esta pandemia”, expresó.

Serán casi 3 meses los que estará en Europa, donde participará en dos torneos de alto nivel y tendrá tiempo para volver a la competencia en la ciudad Riva del Garda junto a su entrenador Martín Alsogaray.

“Tendremos nuestra base en Garda, donde está el lago más grande de Italia, y habrá varios equipos olímpicos entrenando, así que hay que aprovechar esta oportunidad e intentar retomar el ritmo que teníamos antes de la pandemia”, comentó.

“A fin de agosto iremos al norte de Alemania, para la Semana Olímpica de Kiel, mi primer campeonato de alta intensidad post pandemia y el primer campeonato grande a nivel internacional para todos, así que las inscripciones están completas. Luego volveremos a Italia, para seguir con las prácticas individuales y colectivas, y a inicios de octubre vamos al Campeonato Europeo, en Atenas, Grecia. Serán casi tres meses de entrenamiento y de competencia”, finalizó el joven deportista chileno.

En Riva del Garda, Clemente Seguel prepará el desafío más importante de su carrera.