Consuelo de las Heras es hoy la única representante de región en el equipo de las Diablas. La estudiante de kinesiología decidió trasladarse desde Viña del Mar a Santiago en 2018 para poder entrenar con la selección nacional durante la semana y evitar los constantes viajes. Uno de sus mayores sueños tiene relación con la masificación del hockey en Chile y participar de unos Juegos Olímpicos .

Consuelo, ¿Dónde fueron tus inicios en el hockey y en la selección?

“Escogí hockey como extraprogramático en el Colegio Sagrada Familia a los 8 años. Jugué mucho tiempo ahí y a los 13 años hicieron un llamado general a la Escuelita sub 13 donde tenía que ser jugadora federada y me metí al Club St Margaret’s. Así, empecé en los procesos selectivos hasta el sub 21 y adulto.”

¿Cuáles fueron las principales dificultades como jugadora de región?
“Principalmente la distancia. Al ser de Viña estoy a dos horas, pero es relativamente cerca. Chile, como país largo, dificulta la tarea para los de regiones. También es muy complicado compatibilizar los viajes con el estudio, en mi caso, el colegio me apoyó mucho”.

¿Qué tan importante fue el apoyo de tu familia en el proceso?

“Tuve la suerte que mi familia me apoya en todo lo deportivo, a pesar que fue un esfuerzo extra. Creo que uno de los principales problemas para las personas de región es la parte económica. Es muy difícil solventar para viajar una, dos o tres veces a la semana. El apoyo de la familia es importantísimo, de otra forma no se puede hacer. “ 

¿Cuál ha sido tu mejor momento con las Diablas?

“Va de la mano con las giras, cada una es única y especial. Lo disfruto mucho, aprendo de hockey y ponemos en practica todo lo entrenado durante meses. Como torneos puntuales, World League Chiclayo 2016, fue una experiencia increíble y mi primera gira. También, el Hockey Series Finals del 2019 en Japón. El equipo estaba muy unido, lo pasé muy bien dentro y fuera de la cancha. Por otro lado, ha sido muy especial ir creciendo y madurando con las Diablas, ya que nos vemos casi todos los días“. 

¿Cuál es tu sueño como seleccionada nacional?
“Participar en unos Juegos Olímpicos y Mundial con Chile. Mi sueño personal sería que el hockey se jugara en todas partes y que la selección esté compuesta por más jugadores de región».

 ¿Cómo evalúas el crecimiento del hockey en la Quinta Región y la masificación que se ha logrado durante el último tiempo?

“Ha tomado mucho vuelo, se está jugando en muchas partes, no solo Concón y Viña como era antes. Ahora en Quillota, Curauma, Peñablanca, lugares que no están relacionado con colegios o clubes de rugby y especialmente se está desarrollando en categorías menores. Las Universidades también han crecido y el hockey masculino. Felicito a la Federación por el trabajo que está haciendo de masificación en regiones”.

 ¿Qué consejo le darías a algún jugadora de región que quiere llegar a la selección?

“Si quieren estar en la selección, que entrenen y no se den por vencidos. Va a ser muy difícil llegar, pero va a valer la pena el esfuerzo detrás para poder estar ahí”.