Las federaciones miembro de la FIFA han aprobado este 26 de febrero un paquete de reformas que marcarán un antes y un después en el camino que conduce a mejoras significativas en el gobierno del fútbol mundial; entre ellas, se encuentra la separación entre la toma de decisiones de carácter comercial y político, el mayor control a los funcionarios de mayor rango y la promoción del fútbol femenino y de los derechos humanos.

Las reformas han recibido el respaldo de 179 de las 207 federaciones miembro presentes con derecho a voto en este Congreso extraordinario celebrado en Zúrich. Asimismo, en el Congreso se elegirá al nuevo presidente de la FIFA.

Las reformas se han basado en las propuestas presentadas por la Comisión de Reformas de la FIFA 2016 y las posteriores recomendaciones del Comité Ejecutivo presentadas al Congreso en forma de borrador de los Estatutos de la FIFA.

Representan un avance esencial hacia la modernización de la cultura institucional de la FIFA en áreas tales como la clara separación entre las funciones políticas y las administrativas, los límites de mandato, la publicación de los honorarios, el mayor reconocimiento y la promoción de la mujer en el fútbol y el compromiso con la inclusión inequívoca de los derechos humanos en los Estatutos de la FIFA.

Asimismo, incluyen los principios estatutarios de gobernanza para federaciones miembro y confederaciones, como el de la presentación obligatoria todos los años de una auditoría independiente o la presencia de órganos judiciales independientes que garanticen la separación de poderes en todos los niveles de las estructuras futbolísticas.

«Vamos todos a una, decididos a que las cosas se solucionen, para que el fútbol vuelva a ser el verdadero protagonista —ha comentado Issa Hayatou, presidente interino de la FIFA—. Ahora comienza de verdad la difícil labor de recuperar la confianza y mejorar nuestros métodos de trabajo.

De este modo, se implantará un sistema de gobernanza más fuerte y se disfrutará de mayor diversidad, lo que le proporcionará al fútbol sólidos cimientos desde los que volver a crecer. Servirá para recuperar la confianza en nuestra institución y para disuadir a todos aquellos que en un futuro pretendan actuar de forma ilícita».

De conformidad con el art. 29 de la edición vigente de los Estatutos de la FIFA, las modificaciones a este texto aprobadas hoy serán de aplicación para todos los miembros transcurridos 60 días tras la clausura del Congreso.

Los principales elementos de las reformas aprobadas se han incorporado en una versión modificada de los Estatutos de la FIFA. Y aquí le ofrecemos un resumen.

A general view during the Extraordinary FIFA Congress at Hallenstadion

Los principales aspectos de las reformas propuestas son:

  • Una clara separación entre las funciones “políticas” y de gestión: el Consejo de la FIFA (que sustituye al Comité Ejecutivo de la FIFA) será el encargado de fijar la dirección estratégica global de la organización, mientras que la Secretaría General supervisará las acciones operativas y comerciales requeridas para ejecutar de manera eficaz dicha estrategia.
  • Límites de mandatos para el Presidente de la FIFA, los miembros del Consejo de la FIFA y los miembros de la Comisión de Auditoría y Conformidad, así como de las instancias judiciales (un máximo de 12 años).
  • Una elección de los miembros del Consejo supervisada por la FIFA y con arreglo a las propias normas electorales de la FIFA; todos los candidatos se someterán a comprobaciones exhaustivas de elegibilidad e integridad a cargo de una Comisión de Revisión de la FIFA independiente.
  • Un mayor reconocimiento y una mayor promoción de la mujer en el fútbol, con un mínimo de una representante elegida miembro del Consejo por confederación; promoción de la mujer como objetivo estatutario explícito de la FIFA para crear una cultura y un entorno de toma de decisiones más diversos.
  • Publicación de las retribuciones individuales con una periodicidad anual del Presidente de la FIFA, todos los miembros del Consejo de la FIFA, el Secretario General y las correspondientes personas que presidan las comisiones permanentes y judiciales independientes.
  • Un mejor control de los flujos monetarios.
  • Principios universales de buena gobernanza para las confederaciones y las asociaciones miembro.
  • El compromiso de la FIFA con el respeto de los derechos humanos quedará consagrado en los Estatutos de la FIFA.
  • Una nueva comisión de las partes interesadas del fútbol para garantizar una mayor transparencia e inclusión a través de una representación más amplia de los actores (que incluya a futbolistas, clubes y ligas).