La gran revelación en el cuadro austral ha sido Cris Martínez. El ariete que llegó a Chile a San Luis de Quillota se ha consolidado como pieza clave en el elenco de Luis Landeros que quiere vencer a Cobresal y seguir metiendo presión a los líderes del torneo nacional.

«Hay que ir paso a paso. Ahora sólo pienso en Temuco, nada más y en hacer bien las cosas acá. Cuando haces bien las cosas en el club, se abren muchas puertas, pero tranquilo con eso. Ojalá en un futuro pueda tener la oportunidad», indicó a Austral de Temuco.

Y consultado sobre qué opinaba o si prefería que ganar entre Paraguay y Chile, Martínez fue bastante sincero. «Soy paraguayo y quiero que gane Paraguay. No es porque no quiera a la Selección chilena, sino porque mis papás y mi familia son casi todos paraguayos. El cariño que le tengo a Chile es porque me abrió sus puertas, me dio una familia. Pero si va haber apuesta, voy a muerte por Paraguay (…) Sin embargo no tendría problemas en nacionalizarme y jugar por Chile que es una de las mejores selecciones del mundo».