El joven piloto de 13 años viajó este lunes a Adria, Italia, donde se disputará a partir de este jueves la primera parada del calendario del tradicional certamen que comprende también en Genk en Bélgica y Lonato en Italia.

El certamen consta de tres fechas y la primera parte el jueves en Adria, Italia con los entrenamientos libres, luego el viernes se llevará a cabo la clasificación para los “heats” del sábado, en los cuales se juega el paso a la final del domingo.

Pero el desafío es doble para el joven talento nacional, ya que su participación en la clásica prueba supone enfrentarse a pilotos que vienen con mucho más rodaje, gracias a que han podido entrenar y competir previamente antes de la primera fecha del CIK FIA Academy Trophy, a diferencia de Pastrián y muchos deportistas chilenos que compiten en el extranjero, quienes no pudieron desarrollar una preparación adecuada debido a la cuarentena.

“Durante este periodo de cuarentena entrené mucho en simulador. Corrí hasta tres competencias semanales para tratar de mantenerme activo. Mis expectativas para el Academy son altas, pese que hay bastante ventaja con los pilotos europeos que ya llevan corriendo bastante tiempo. Eso significa que tendré que esforzarme el doble para poder representar a Chile de la mejor forma”, sostuvo Cristián Pastrián.

Luego de Adria, el calendario CIK FIA Academy Trophy vuelve en Genk, Bélgica (3-5 de septiembre) y regresa a Italia al circuito de Lonato (1-3 de octubre).