Deporte y cannabis en USA

Muchos campeones activos o retirados invierten en el negocio de cannabis y derivados de cannabis en los Estados Unidos. Un sector en auge, donde la victoria está plagada de dificultades.

Treinta y tres estados (de cincuenta) autorizan su uso médico y otros once de manera recreativa (varios tienen leyes en preparación). El negocio está en auge. Estimado en 10 mil millones de dólares en 2018 (solo para venta legal), este mercado podría representar 72 mil millones en 2027 según el instituto Grand Review Research.

Megan Rapinoe, Floyd Landis, Mike Tyson y Joe Montana tienen algo en común. ¿La de ser o haber sido campeones en sus respectivos deportes? Sí, pero también, y sobre todo, de haber invertido en cannabis legal en los Estados Unidos.

Por ejemplo, Mike Tyson ha creado un rancho de más de 150 hectáreas dedicado al cannabis en California, con hoteles de lujo, campamentos elegantes y comercialización de productos de CBD.  Las ventas de Tyson Ranch se estiman en $ 6 millones anuales.

Recordemos que desde agosto del 2016, los atletas olímpicos ya pueden fumar marihuana sin ser castigados por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por sus siglas en inglés). Tras un cambio en la regla para el consumo de esta sustancia, la cantidad permitida de TCH por mililitro aumentó de 15 nanogramos hasta 150 ng/ml. Esto se hizo con el fin de que se presenten menos casos de deportistas que sobrepasan el límite establecido y queden fuera de las competiciones.

Sin embargo, no todo es felicidad para los atletas consumidores de cannabis pues, aunque la cantidad permitida aumentó, sigue siendo prohibido consumirla durante las competencias. En otras palabras, pueden hacerlo días antes o después de las justas deportivas pero no mientras estas se desarrollan.

Floyd Landis: este ciclista estadounidense tocó el cielo en el año 2006 al ganar el Tour de Francia. Poco le duró el título, ya que poco después sería descalificado por dopaje, dejando la corona en manos del sorprendido Óscar Pereiro. Además, fue uno de los gregarios de Lance Amstrong.

Floyd Landis

Ocho años después de su retirada, financia un equipo de tercera categoría profesional desde el 2019. Y lo hace, con licencia en Canadá y con el patrocinio de su empresa Floyd’s of Leadville, especializada en la venta de marihuana en la ciudad de Denver, Según afirmó el propio Landis, hizo una inyección de unos 650.000 euros en este nuevo proyecto.

Ross Rebagliati: es un canadiense de 47 años, ha sido campeón de Snowboard en los Juegos Olimpicos de Invierno de Nagano en 1998. Además pasará a la historia por ser el primer campeón de esta categoría, ya que se incluyó como disciplina olímpica ese año. Poco tiempo después, dio positivo por consumo de marihuana, por lo que el Comité Olímpico terminó retirándole el oro, que tendría que devolverle posteriormente ya que en aquel año no figuraba como sustancia ilegal en competición. Hoy, Rebagliati regenta un dispensario de cannabis para uso medicinal en Canadá.

Cliff Robinson: jugó durante 18 temporadas en la NBA defendiendo las camisetas de los Blazers, Suns, Pistons, Warriors y New Jersey Nets. Conocido como el Tío Cliffy durante sus años de jugador profesional, fue suspendido 2 veces por dar positivo por marihuana, detenido por posesión de cannabis y declarado culpable por conducir bajo los efectos de la marihuana.

Cliff aseguraba que fumaba para descansar después de los partidos o para calmar la ansiedad. Ahora, su marca Tío Spliffy lucha por hacerse hueco en el mundo de la marihuana legalizada. Además abrió nuevas vías de negocio en Oregon, con la apertura de un Grow Shop.

Cliff Robinson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.