Alex Zanardi sigue ingresado en la UCI del hospital policlínico Le Scotte, tras el accidente que sufrió el pasado viernes. Giuseppe Oliveri, el neurocirujano que le operó, destaca que su lesión es menos grave que la sufrida por Michael Schumacher.

Oliveri ha lanzado un mensaje tranquilizador y ha transmitido que creen que no hay daño axional en el cerebro. Al contrario que la lesión que sufrió Schumacher en su accidente de esquí, tras la que su cerebro quedó gravemente dañado, la lesión de Zanardi no parece tan grave, según explica su neurocirujano.

Giuseppe Oliveri no ve daño axional en el cerebro, es decir, en principio no considera que la atención, la memoria o la velocidad de procesamiento de Alex vayan a quedar afectadas tras el accidente.

“¿Un daño tan grave como el Schumacher? Es demasiado pronto para entender el daño. El daño cerebral axonal parece que se ha evitado, pero lleva tiempo”, ha explicado Oliveri en declaraciones al diario italiano La Gazzetta dello Sport y añadió: “El daño axonal difuso es un daño muy extenso en toda la corteza cerebral, con el que apenas se recuperan las funciones cognitivas y motoras normales”.

“El cerebro es un órgano en movimiento dentro de una caja rígida. Tal trauma puede también dañar zonas distantes del lugar de impacto. El punto de impacto no muestra si hay lesiones dentro del cráneo ni dónde están”, ha manifestado.

El neurocirujano entiende la preocupación que hay en cuanto al estado de salud de Zanardi. Sin embargo, pide paciencia ya que se necesita tiempo tanto para saber los daños exactos como para la recuperación.

“En lesiones de este tipo, sin duda habrá que esperar unos días, unana semana o tal vez dos. Estamos hablando de un paciente frágil porque ha sufrido una gran lesión en la cabeza, se debe tener mucho cuidado. Lo peor es ponerse ansioso y anticipar los tiempos. No es algo bueno”, ha expresado.

Zanardi ha permanecido estable, dentro de la gravedad, desde que le operaron, pero Oliveri ha dejado claro que todavía no está fuera de peligro, aunque su forma física como deportista juega a su favor.

“¿Volverá a ser el mismo? Es demasiado pronto para decirlo. Por ahora, el hecho de que el paciente esté estable es una buena noticia. Lo máximo que se puede decir ahora es que tiene las características de un deportista y, por lo tanto, disfruta de unas condiciones generales óptimas. Es algo que conduce al optimismo”, ha añadido Oliveri para terminar.

El último boletín médico ha señalado: “Alex ha pasado la tercera noche en cuidados intensivos sin cambios en los parámetros cardio-respiratorios y metabólicos, mientras que el cuadro neurológico sigue siendo grave. El paciente está sedado, intubado y ventilado mecánicamente. El pronóstico es reservado. El equipo multidisciplinario evaluará en los próximos días cualquier acción diagnóstica-terapéutica a tomar”.