El handbolista nacional, Diego Reyes se convirtió en el nuevo refuerzo de BM Iberoquinoa Antequera, equipo que pertenece a la División de Honor Plata de España.

El seleccionado nacional cumplirá su séptima temporada en tierras españolas y contó a la Federación Chilena de Balonmano que el traspaso se dio “de cierto modo rápido. El entrenador y los jugadores de Antequera me conocen. El entrenador se contactó conmigo y en eso de dos o tres semanas ya habíamos acordado y cerrado todo para unirme al club”.

El chileno, quien ya ha jugado por los equipos españoles de Zamora, Ciudad Real, Lanzarote y Palma de Río, cuenta que “tengo como objetivo aportar lo máximo posible para poder ayudar al equipo y alcanzar el objetivo que es jugar en ASOBAL. Es por eso quiero integrarme lo antes posible y adaptarme de mejor manera al equipo”.