Dijana Djokovic: «LO SIENTO POR MIS OTROS HIJOS, LO DIMOS TODO POR ÉL»

Dijana Djokovic, madre de Novak Djokovic, a menudo se asusta en las gradas. También se emociona, como lo hizo en una entrevista con el portal en línea «Blic Sport», en el que la mamá del rey del tenis serbio, de 56 años, revela detalles desconocidos de la vida de su hijo. A continuación, parte del relato de Dijana, en el que cuenta episodios que hasta hoy se guardaban en casa.

“Desde pequeño no era como ningún otro niño. No me refiero a su talento en el tenis, sino a cómo era cuando era niño. Siempre mucho más maduro. Le gustaba jugar, pero su focalización era diferente. Sus ojos han sido agudos desde que nació. “.

“Nunca fui de esas clásicas madres ambiciosas, nunca imaginé en mis sueños más locos que algún día mi hijo sería el mejor del mundo. Desde que comenzó, todo en nuestra familia se ha centrado en el tenis. Ninguno de nosotros jugó en absoluto. A la edad de seis o siete años, lo llevamos a un campamento cerca de nuestra antigua casa en Kopaonik. Allí conoció a la entrenadora Jelena Gencic en el club de tenis Partizan. Ella lo tomó y dijo que después de Monica Seles, no había visto a un niño más talentoso en el área. Sí, él era talentoso. Pero el tenis es un deporte caro … “.

“Tuvimos momentos muy difíciles. Ambos trabajabamos en Kopaonik, pero el dinero fue suficiente sólo para pagar el alquiler. Mi esposo Srdjan acompañó a Novak a los torneos, y yo me quedé en casa con dos niños pequeños, ya no teníamos más recursos. Me despertaba todas las mañanas y no sabía cómo comprarnos pan. Me dolía, estaba desesperada. Pero si no tienes otra opción, pero si un objetivo en mente, de alguna manera lo logras. Creo que fuimos muy valientes. Si Novak hubiera nacido en otro país, todo habría sido diferente. Pero no teníamos apoyo en Serbia. Hemos tuvimos incluso que pedir prestado dinero de personas que hacen negocios ilegales. Por supuesto, lo querían de vuelta con altas tasas de interés. Para pagar la deuda, tuvimos que pedir dinero prestado una y otra y otra vez … Cuanto más sentían los concesionarios lo urgente que era el dinero, más aumentaban la tasa de interés. Cuando Novak fue al torneo juvenil de Roland Garros por primera vez, uno aumentó del 10 al 15 por ciento en el último minuto. ¿Pero qué podíamos hacer? No tuvimos elección. Srdjan llamó a miles de puertas para encontrar un patrocinador. Habló con gente de negocios sobre si querían invertir en Novak. Pero la gente no escuchó. Lástima, probablemente habrían ganado millones hoy. Hubo noches sin dormir. La preocupación me enfermó”.

«Todo era solo sobre Novak. Descuidamos a sus dos hermanos menores porque a menudo dirigíamos espontáneamente nuestros planes hacia Novak. Una vez, Marko y Djordje debían ir a un campamento en Barcelona. Pero lo cancelamos porque toda la familia voló a Miami a la mañana siguiente para estar con Nole. Nos necesitaba y queríamos hacerlo sentir que estábamos detrás de él. Luego llegó a la final: fue una experiencia clave. Desde entonces lo dimos todo por él. Lo siento por mis otros hijos, ellos también eran talentosos. Pero tampoco pudimos apoyarlos. Mi esposo se quedó sin reservas. No tuvimos fuerzas para hacerlo de nuevo como con Novak”.

“Tuvo éxito, era lindo. Pero con la popularidad vino mucha crueldad. Recuerdo su primera final en Londres en 2005 y el dinero que obtuvimos por ello. Fue como si hiciéramos millones, y fue solo el primer rédito que tuvimos. De camino a casa, llevaba un poco más de dinero de lo que me permitían y tenía miedo de que me registraran en el aeropuerto. Cuando me preguntaron al respecto, tartamudeé que era dinero del torneo, no sé exactamente cuánto. Afortunadamente, una mujer apareció en ese momento y le dijo al oficial de aduanas que me dejara ir … En Londres en 2009 tenía aún más miedo: Scotland Yard nos mantuvo a todos en la casa. Debido a que Novak apoyó la campaña «Kosovo es Serbia», los grupos albaneses lo amenazaron. Un vecino me dijo que los hombres de nuestra cuadra, probablemente drogadictos, querían secuestrar a mis perros para pedir un rescate. Novak luego perdió ante Marat Safin y todos se preguntaron por qué. ¡Por supuesto, porque estaba bajo mucha presión!”

“Al comienzo de su carrera, Novak tenía muchos problemas de salud. Tuvo que renunciar a algunos partidos y a menudo fue atacado por el público o por expertos en tenis. Tenía una curvatura de la pared de la nariz, le costaba respirar. Después de una operación para corregirlo, las cosas fueron mejor. En 2010, se descubrió que era intolerante al gluten. Tuvo que darse por vencido en Australia debido al calor. Luego, su dedo sangrante en París en 2007: después de jugar durante cinco días consecutivos, abandonó la semifinal contra Nadal. ¡Entonces todos lo acusaron, incluido John McEnroe! Le vendé el pie la noche anterior al duelo. Por la mañana apenas podía caminar con zapatillas. Le aconsejé que no jugara y que envez recibiera una inyección analgésica. Luego venció a Nadal 6-2 en el primer set. SE tomaba un tiempo de atención médica en los cambios para vendar las heridas. Cuando Nadal vio la sangre, entendió lo que estaba pasando y luego lo movió hacia todas las esquinas. Hasta que Novak tuvo que rendirse”.

“La derrota en los Juegos Olímpicos de Río todavía me rompe el corazón. Novak fue un niño feliz y nunca tiene problemas para llorar. Pero las lágrimas en ese momento fueron las más grandes que le he visto. Tenía todo para ganar el oro. Pero también tenía este problema en el codo y no podía soportar la presión. Sintió que había decepcionado a la gente en Serbia”.

“He visto muchos partidos, pero Wimbledon fue el más difícil el año pasado. En un estadio donde todos aplaudían a Roger Federer, solo éramos un puñado de fanáticos para Novak. Nos molestó porque Federer es un poco arrogante. Cuando Federer tuvo dos pelotas de partido me dije «Nole, puedes hacerlo, lo has hecho dos veces, puedes hacerlo de nuevo». Lo hizo. Fue salvado por Dios. Novak también cree en Dios, se siente elegido. Lleva una cruz que le trae paz y felicidad. Es del monasterio griego Hilandar. Dice sus oraciones mañana y tarde cuando lo necesita”.

“Como un hombre joven que estaba más lejos de casa, nunca tuvo tiempo para divertirse. Solo una vez conocí a un amigo suyo, un jugador de voleibol de Kraljevo. Pero entonces eran casi niños. Cuando más tarde vino con Jelena, pensé que sería irrelevante, Novak solo tenía 18 años, pero resultó diferente. No esperó más y se casó con ella. Es lógico que su esposa se hiciera cargo de las cosas que hice por él: cocinar, quehaceres domésticos. Ya no interfiero en su vida. Lamentablemente no viven aquí en Serbia, rara vez nos vemos. Tienen su propia familia, su oasis. Hay algunas diferencias entre sus vidas y las nuestras, por ejemplo, cómo educar a los niños, con lo que no siempre estoy de acuerdo”.

«Extraño el tiempo que tuve con Novak, lo añoro. Hoy pertenece al mundo entero más que a su propia familia. Me encantaría estar a solas con él durante media hora, hablar, reír, llorar, ¡solo nosotros dos! Pero ese lujo hoy es imposible, tiene demasiadas obligaciones y siempre hay demasiadas personas a su alrededor. Me gustaría tomarlo de la mano e ir a algún lado. ¡Algún día haré eso”!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.