El año 1973 es un año difícil de olvidar en nuestra historia porque marcaría el derrumbe institucional del país, la caída de Salvador Allende y el comienzo de un largo periodo de división entre los chilenos que ya, antes del golpe militar se venía evidenciando.

Por eso que el aporte de Colo Colo fue tan valorado, ya que venía a poner una cuota de alegría a un país fraccionado ideológicamente. Este equipo dirigido por Luis Álamos debe estar entre los mejores que me ha tocado presenciar.

Fue la base de la selección nacional que clasificó al mundial de l974 y el primero en definir el titulo de la Copa Libertadores en partido de desempate en cancha neutral (Uruguay) tras empatar con Independiente 1 a 1 y 0 a 0.

Lo perdió por dos goles a uno en los descuentos y con un gol trasandino viciado por infraccion previa al arquero Adolfo Neff. Era el equipo de figuras tales como Caszely, Valdés, Messen, Galindo, Páez, Véliz y Beiruth, entre otros.