La número uno del mundo Ashleigh Barty,  dejó atrás dos derrotas en finales anteriores para levantar su primer trofeo en su tierra natal, y el octavo en su carrera, con una victoria por 6-2, 7-5 sobre Dayana Yastremska, en una hora y 26 minutos.

Barty había sido dos veces finalista en Sídney, perdiendo ante Angelique Kerber en 2018 y ante Petra Kvitova en un durísimo partido en 2019, pero jugando su primer verano australiano como uno del mundo, estuvo a la altura y se convirtió en la primera australiana en ganar un título en casa desde que Jarmila Wolfe lo hizo en Hobart 2011.

Barty también es la primera jugadora en ganar en casa un torneo Premier o equivalente desde que Alicia Molik ganó Sídney en 2005. «A la tercera va la vencida, supongo, ¿no?» bromeó Barty después. «La mejor parte de esta semana es que luché y me abrí paso y mejoré cada vez más en cada situación, en cada partido».

WTA Premier de Adelaida (Australia) – Sintético – US$ 782.900

Final

[1]Ashleigh Barty (AUS) a Dayana Yastremska (UCR), 6/2, 7/5

Image

Por su parte el rápido ascenso de la 3° cabeza de serie Elena Rybakina al nivel más alto de jugadoras de la WTA continuó hoy  sábado, con su victoria sobre la cuarta favorita Zhang Shuai de China, por 7-6 (7) y 6-3, de una hora y 33 minutos de partido, para obtener el segundo título individual de su carrera en el Hobart International.

«Es sorprendente, por supuesto», dijo la kasaja Rybakina a la prensa, después de su victoria. «Estoy muy contenta con mi victoria, porque la semana pasada tuve una oportunidad y perdí en la final. Así que esta semana y hoy estuve muy motivada y estoy muy contenta con este resultado».

La No. 30 del mundo ha ganado 30 de sus últimos 39 partidos en la gira, una secuencia que comenzó con su carrera hacia su primer título de individuales de la WTA en Bucarest en julio pasado.

WTA International de Hobart (Australia) – Sintético – US$ 251.750

Final

[3]Elena Rybakina (UCR) a [4]Shuai Zhang (CHN) m 7/6(7), 6/3

Image