El piloto chileno Emilio Fernández tuvo un complejo fin de semana en la vuelta del Campeonato del Mundo debido a que debió abandonar debido a problemas en el motor.

Fernández, junto a su navegante el argentino Rubén García en un Škoda Fabia R5 debieron sortear en la primera etapa la rotura de la manguera del radiador, mientras que al cierre el ya descrito problema con el motor.

El ganador de la carrera fue el estonio OttTänak y Hyundai Motorsport, que en el país natal del actual monarca de la serie se alzaron como los ganadores de la cuarta fecha del Campeonato del Mundo de Rally.

Ahora, Fernández se enfocará en el Rally de Turquía, que se realizará entre el 18 y el 20 de este mes, donde también figura como anotado en la misma categoría Alberto Heller con un Ford Fiesta de M-Sport.