FINAL NBA: Miami venció a Lakers en el tercer partido

Lo de este domingo fue impresionante. Jimmy Butler se elevó a los cielos para firmar una actuación apoteósica y llevar a Miami Heat ante una más que improbable victoria. Sin Bam Adebayo y sin Goran Dragic, Butler ofreció una sobredosis excitante de sí mismo para meter a los Heat en la Finales.

Heroicos estos Miami Heat, capaces de lo imposible. El equipo de Erik Spoelstra planteó una magnífica defensa que anuló a Anthony Davis, dominó el marcador, resistió los intentos de remontada de Lakers y volvió a jugar con extrema calma un final apretado. El resultado, 115-104 y finales rescatadas del subsuelo para otorgarles un aire que nadie esperaba.

Image

Lo de Butler ha sido simplemente antológico. Su anterior actuación ya había resultado espectacular si se tiene en cuenta que venía de un duro esguince de tobillo en el partido inaugural, pero es que la de este domingo ha sido una actuación colosal. Omnipresente el alero de Miami hasta firmar un triple-doble histórico y dominar la pista en estos tiempos que corren sin necesidad de lanzar un solo triple.

Ha acabado Butler con 40 puntos, 11 rebotes, 13 asistencias, 14 de 20 en el tiro de campo y 12 de 14 en libres. Puso 2 tapones y robó 2 balones. Con él en cancha su equipo logró un +20 en el marcador. Fueron 45 minutos en pista para enmarcar. Solo otros dos jugadores habían logrado un triple-doble de 40 o más puntos en unas Finales: Jerry West y LeBron James.

Precisamente LeBron fue testigo de la hazaña, incluso defendió personalmente a Butler sin éxito en momentos importantes del partido. También fue testigo LeBron del gatillazo de su equipo. Se fue de la cancha según acabó el juego sin saludar a nadie, y atravesó los pasillos camino del vestuario con cara de muy pocos amigos. No era para menos. Lakers había perdido una oportunidad de oro para haber cerrado prácticamente las Finales.

Mientras, a Butler le acompañó otra vez Kelly Olynyk, que volvió a firmar otra gran actuación con 17 puntos y 7 rebotes, y Tyler Herro, que vivió una noche horrible en el tiro (6 de 18), pero que supo renacer de sus cenizas en el último cuarto para acabar con 17 puntos también.

LeBron fue el mejor en los Lakers con 25 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias, pero seguramente se sentirá en falta, porque no pudo encarrilar a los suyos. El martes, capítulo 4, ¿con Dragic y Adebayo? esa es la duda y la esperanza para Miami de seguir dando batalla.

Image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.