Periodista / Nelson Osses

 

Este mes se cumplen seis meses de la decisión de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de desafiliar al club Deportes Concepción de la actividad profesional. La determinación fue adoptada por el Consejo de Presidentes de la entidad producto del mal manejo de dineros e irregularidades en la administración Fuerza, Garra y Corazón Sociedad Anónima Deportiva (SADP), concesionaria controladora del club compuesta por los empresarios Pablo Tallarico, Adolfo Sabando, Nibaldo Jaque y Luis Polnoroff. Este último, aparentemente, pues ya resolveremos este caso.

La medida adoptada por el máximo organismo del fútbol chileno provocó inmediato rechazo en la capital de la octava región, porque se castigó a una institución de más de 50 años de historia con decenas de miles de seguidores, y no se persiguió a los directos responsables que direccionaron al club a este triste desenlace. Por consiguiente, los afectados quienes sufren las consecuencias hoy son solo los hinchas que ven al equipo de mayor representatividad del Bío Bío en el lugar más profundo del medio nacional.

En este contexto, los seguidores del cuadro penquista se han manifestado enérgicamente desde todas las aristas posibles, y con impotencia exigen el derecho ganado tras seguir incondicionalmente al club por décadas. Reunidos semana tras semana, reclaman que los castigados sean personas naturales con nombre propio, y no se guarde más silencio, adoptando una actitud pasiva sobre los responsables de este desfalco que fue objeto la institución.

Así lo interpreta Víctor Tornería, actual presidente de la Corporación Social Deportes Concepción, entidad que hoy controla los destinos del club y que poco a poco busca reconstruir el camino que los regrese al lugar donde tradicionalmente ‘El Conce’ fue protagonista.

Ante este vacío actual que ha dejado en la incertidumbre al club, Tornería estima que “se debe castigar a los responsables para que la casa quede limpia, y comenzar a cimentar nuevamente los destinos del club. Hoy nos hacemos responsables del nuevo Deportes Concepción, y nuestra principal lucha es volver a ubicarlo en la actividad, como un derecho de decenas de miles de personas en la región. No puede ser que por el mal manejo intencionado de algunos empresarios, que ya son identificados y conocidos por todos, se pisoteé la ilusión y el cariño de miles de familias, además de los cientos de niños que buscan en el club un futuro en el deporte”.

Sobre el comportamiento de los cuatro empresarios, el actual presidente de la entidad expresa que “desde que ellos fueron dueños no respondieron desde todo punto de vista, ya que no respetaron el contrato de concesión. No cumplieron con las responsabilidades básicas sobre el club, no supieron mantenerlo funcionando con normalidad, por último pagando los sueldos de los funcionarios”.

Los empresarios responsables a los que alude Tornería son los cuatro accionistas ya nombrados de la concesionaria fundada en 2010 Fuerza, Garra y Corazón SADP: Ellos son Nibaldo Jaque Zúñiga, ex vicepresidente y tesorero de la ANFP durante el período liderado por Sergio Jadue Jadue. Jaque se habría restado de la Sociedad penquista cuando asumió como uno de los directivos de Jadue, pero lo resolveremos a continuación. También figura el empresario uruguayo Pablo Tallarico García, quien se asume como ex representante de jugadores y ex asesor deportivo del club San Luis de Quillota, y asociado con Jaque desde 2009 cuando participaba en el club O’Higgins de Rancagua. Su suma a ellos el negociante penquista Adolfo Sabando Muñoz, representante legal de la firma, además de conocido empresario identificado con la octava región y reconocido hincha del club; dueño de Inversiones AS, y ya vinculado con el club ‘Lila’ desde el año 2006 para gestionar una deuda que se arrastraba. Por último, Luis Eduardo Polnoroff, empresario argentino, última persona que habría ingresado a la sociedad; rápidamente se habría transformado en su principal inversionista, y ofició como representante del club ante la ANFP.

CASO NIBALDO JAQUE

 

Partamos con Nibaldo Jaque Zúñiga. El ingeniero comercial ha sido cuestionado por una serie de irregularidades, cuales todas apuntan a conflictos de interés mientras era accionista de la firma. Ya fue directo implicado en el “Caso Préstamos” que sacudió a la gestión de Sergio Jadue por gestionar dineros a clubes sin la autorización del Consejo de Presidentes, donde supuestamente tampoco tenía conocimiento la directiva de la ANFP, donde Jaque fue vicepresidente y tesorero. En el caso específico de Deportes Concepción, según la auditoría forense realizada por la empresa Deloitte a la Asociación, el club recibió 1455 millones de pesos en préstamos durante cinco años (por norma, se pueden prestar 50 millones como máximo durante un año), siendo el equipo que más obtuvo dinero bajo este concepto mientras Jaque estuvo en la directiva de la ANFP. Este escenario pone en duda si el empresario mantuvo vínculo comercial con el club mientras componía la directiva de la ANFP, gestionando beneficios para la institución en su condición de tesorero del máximo organismo. Esta doble militancia está claramente prohibida en las bases de conformación de la ANFP, justamente para evitar conflictos de interés.

Para Tornería, la doble militancia de cargos que podría recaer en la figura de Jaque representa una irregularidad comprobada, afirmando que “Nibaldo Jaque tiene una responsabilidad total. Hasta el 2014 fue accionista de la concesionaria, de lo cual hay un documento de respaldo (adjunto a continuación) que demuestra aquello. En ese tiempo él emitía dinero desde la ANFP, y también lo recibía, o sea, por un lado pedía plata prestada, y por otro firmaba los cheques. Siempre hay que esperar a que la justicia lo determine, pero él fue culpable y cómplice junto a Sergio Jadue, ya que como lo determinó la auditoría forense, Jadue fue el primero en tener conocimiento de estos préstamos”.

Documento Conservador de Bienes Raíces de Concepción, 08 de febrero de 2016, entregado por Víctor Tornería (actual Presidente de Club Social Deportes Concepción).

El documento entregado por Víctor Tornería certifica que mientras estuvo en vigencia la firma Fuerza, Garra y Corazón SADP desde el año 2010, nunca hubo modificación entre sus integrantes, ya que, como está normado, la venta de acciones, o el retiro e ingreso de algún accionista siempre debe ser formalizado y registrado debidamente ante el Registro de Comercio y el Conservador de Bienes Raíces, donde se realizó la Sociedad. Por consiguiente, Jaque jamás dejó ser parte de la Sociedad mientras ejerció sus funciones tesorero y vicepresidente de la ANFP, por lo que el conflicto de interés estaría expuesto y evidenciado.

En consecuencia, la denuncia del actual presidente de Deportes Concepción supondría que mientras Jaque fue accionista de Fuerza, Garra y Corazón, los préstamos irregulares se habrían gestionado en beneficio propio y en el de los tres empresarios restantes a nombre del club. Esto, en razón de que los dineros recibidos no fueron dirigidos a las necesidades del club, de las cuales eran justificadas, sino que a un destino ahora “desconocido”. Inicialmente esta cantidad de dinero fue solicitada en función de saldar deudas en el pago de sueldos de jugadores y funcionarios, e inversión en la infraestructura para el desarrollo de las categorías juveniles, cuales eran las dos áreas más deficitarias que debían cubrir el club, sin embargo, con el paso del tiempo, fueron justamente estas dos las que incrementaron su necesidad.  

Ante la obligación de obtener los reparos del aludido Nibaldo Jaque sobre lo que se le acusa, el empresario no pudo ser ubicado en la región, incluso dejó de pertenecer al Club de Rodeo de Talcahuano, donde frecuentaba y era muy activo. Su única versión sobre estos hechos la entregó a diario La Tercera, en entrevista emitida el 29 de mayo de este año, donde afirmó que “me salí del directorio de Concepción en 2010. Desde ese minuto no participé en ninguna decisión que haya influido en todos los problemas que acarreó la administración de Deportes Concepción. Se hicieron montones de inversiones en el club, a tasas caras. Luego vino por desgracia un incendio que quemó la mayoría de sus instalaciones. Se estuvo tres años sin estadio. Básicamente, eso fue lo que generó la debacle financiera. Miré esta situación desde lejos con impotencia, pero no me sentí responsable”.

Nibaldo Jaque en lanzamiento de Concepción como sede de Copa América 2015.

CASO LUIS POLNOROFF

 

conce5

El caso del inversionista argentino Luis Polnoroff no dista mucho en irregularidades y en el vacío ético presentado en el caso Jaque, en lo que pareciera ser la construcción de un camino perfecto para el beneficio comercial de los cuatro empresarios.

A diferencia del resto, en la figura del argentino Polnoroff radicaría un gran engaño ante la opinión pública de cómo se manejó esta Sociedad. Los beneficios propios que Jaque habría buscado, simulando ya no pertenecer al club, se dan también en Polnoroff pero desde una arista totalmente contraria, ya que él habría simulado pertenecer a Fuerza, Garra y Corazón. El supuesto accionista mayoritario de la firma se mantuvo como tal ante la ANFP y la opinión pública, sin embargo en lo formal jamás habría sido parte de la concesionaria.

Tal como lo expone el documento, no hubo movimiento en Fuerza, Garra y Corazón mientras esta Sociedad tuvo vigencia desde el año 2010. No hubo ingreso de un cuarto accionista, ni cambió su representante legal. Mientras tanto, ante todo archivo de prensa que retrataba el caso, Polnoroff figuró como el último integrante de la Sociedad, como el mayor accionista entre los integrantes. En efecto, esta condición le habría permitido ser el Representante Legal del club Deportes Concepción ante la ANFP, asistiendo regularmente a reuniones y firmando acuerdos en su condición de supuesto líder.

El abogado Roberto Coloma, quien presentó una querella por estafa y apropiación indebida contra los accionistas de la SADP, además de un Recurso de Protección a favor del actual Deportes Concepción, aseguró que esta es una arista a resolver para desnudar una situación desconocida en el manejo del club. El profesional afirma que “hasta la fecha de la desafiliación del club, el señor Polnoroff, ya sea en forma personal o por medio de alguna otra sociedad, nunca formalizó legalmente su incorporación a Fuerza, Garra y Corazón. De ahí que, en el recurso de protección interpuesto, sostengamos que la ANFP se entendió durante meses con una persona que no tenía poder de representación ni de la concesionaria Fuerza, Garra y Corazón, ni mucho menos del club mismo, que es el dueño de los derechos federativos”.

conce6
Querella Criminal, abogado Roberto Coloma.

Esta última interrogante planteada por el abogado Coloma tiene distintas versiones entre los participantes de Deportes Concepción. La mayoría culpa a Polnoroff como un accionista más, indicándolo como tanto o más responsable que los tres restantes empresarios, mientras que otros lo ubican como una víctima estratégica de los tres accionistas, Jaque, Tallarico y Sabando.

A todas luces existe irregularidad en la figura de Luis Polnoroff, quien nunca habría ingresado a la Sociedad y operó de oficio como representante ante el máximo organismo del fútbol chileno, situación que la ANFP no debió permitir. A esto se suma la permanencia en su momento de Nibaldo Jaque en la ANFP sin dejar la concesionaria, a pesar de la incompatibilidad de ejercer estas dos funciones. Son, por el momento, dos elementos que se apoya Coloma para justificar legalmente un fraude.

conce7
Querella por Estafa y Apropiación Indebida, abogado Roberto Coloma.
Gamadiel García, último capitán de Deportes Concepción.

Volviendo a la interrogante expuesta por el abogado, un actor que no responsabiliza directamente al empresario argentino es el futbolista y último capitán de Deportes Concepción Gamadiel García, quien se reunía en ocasiones con Polnoroff para exigir los sueldos impagos y ser un vocero de los jugadores ante el incumplimiento de las condiciones mínimas para entrenar. García relata que “probablemente a Polnoroff lo dejaron solo, ya que el resto de los empresarios se fueron cuando no se resolvían los problemas. Hubo un buen tiempo que nadie nos dio explicaciones de nada, y quedó solo Polnoroff”. Además, el futbolista que actualmente milita en Colchagua agregó que “no podría culpar directamente a Polnoroff, ya que no sé si también él fue una víctima de lo que sucedió. Por lo que entiendo él puso dinero en el club, pero no sé si lo administró totalmente. Lo que se podía observar es que lo terminaron dejando solo”.

Ante estos nuevos antecedentes, el testimonio y probable defensa de Luis Polnoroff no fue posible obtenerlo, a pesar de intentar ubicarlo en todos los escenarios y ambientes que guardaba relación. Polnoroff se encuentra fuera del país, y en anteriores instancias no quiso abordar el tema excusándose de que su última declaración ya se la había formulado a un medio local, por lo que no tenía nada más que agregar. Es así como solo podemos extraer lo precisado por el empresario en la entrevista emitida el día 4 de julio de este año a la radio local “Femenina de Concepción”, donde expresó que “en Concepción perdí muchísimo dinero. En Fuerza, Garra y Corazón invertí más de dos millones de dólares. Todo lo que he hecho es poner, poner y poner dinero. El señor (Adolfo) Sabando me pedía que yo firmara los ejercicios de la concesionaria de los años anteriores, a lo cual nunca accedí (…) Ahora he visto cheques con firmas apócrifas con mi nombre. Me están reclamado deudas que no son mías”, acusó el aparente directivo, aludiéndose como una víctima más del desfalco que afectó al club.

conce9
Luis Polnoroff sesionando en la ANFP, firmando como representante de Deportes Concepción.