El 5 de agosto parece el día maldito del Tour de Polonia. El año pasado perdía la vida Bjorg Lambrecht tras una grave caída y en esta edición es Fabio Jakobsen es el que se debate entre la vida y la muerte.

El holandés estaba luchando por el triunfo de la primera etapa con su compatriota Dylan Groenewege (Jumbo-Visma) cuando, en el esprint final de una llegada masiva, Groenewege levantó el brazo derecho y acorraló a su rival contra las vallas publicitarias, lo que provocó que Jakobsen acabara chocando con violencia contra las protecciones de la carretera.

Su caída provocó la rodada de varios ciclistas más del pelotón en la línea de meta. Aquí las imágenes: