Las negociaciones para concretar la esperada pelea entre Saúl «Canelo» Álvarez y Gennady Golovkin continúan y el equipo del kazajo presiona para que Golden Boy firme el combate para este mes de septiembre.

Recordemos que el Consejo Mundial de Boxeo ordenó a los dos campeones enfrentarse para unificar los títulos absolutos e interino del organismo, para lo cual dio un plazo de 15 días para llegar a un arreglo.

Las conversaciones ya están en marcha y es así que hemos sabido que Óscar De la Hoya y Tom Loeffler, promotores de ambos púgiles se contactaron por teléfono para llevar a cabo este proceso.

Precisamente Loeffler ha sido claro en especificar que Golovkin no está dispuesto a aceptar nuevas dilaciones y que la pelea se tiene que concretar en el mes de septiembre.

«Queremos dejar claro a Golden Boy y al CMB que no habrán más peleas interinas o extensiones, Canelo ya tuvo una pelea opcional, ahora tiene que pelear con «GGG», si él quiere retener su título o no es su decisión», recalcó Loeffler.

El representante de K2 Promotions agregó que «naturalmente nosotros preferimos hacer la pelea, es el combate más grande y más marketeable en el boxeo hoy en día».

Si «Canelo» decide dar un paso al costado de la pelea, el CMB deberá despojarlo de su cinturón y entregárselo al campeón interino Gennady Golovkin, quien estaría obligado a defender el título ante el mejor rankeado del organismo, puesto que ostenta el argentino Jorge Sebastián Heiland.