En conversación con Enrique Osses me clarificó ciertas dudas relativas a la implementación del VAR.

Adelantó también que antes de su uso definitivo deberá pasar cierto tiempo pensando que oficialmente se aplicará en el mundial de Rusia.

Experimentos en vivo con asistencia de vídeo para errores en situaciones decisivas para un partido.  Protocolo (Resumen) 

“Interferencia mínima — beneficio máximo”

Introducción

En la 130 asamblea general anual (AGA) de The International Football Association Board (el IFAB) en Cardiff, efectuada el 5 de marzo de 2016, se aprobó un periodo de 2 años de “experimentos en vivo con asistencia de video para evitar errores claros en situaciones cruciales de los partidos”, con el uso de un árbitro asistente de video (AAV), quien será uno de los componentes del miembro del grupo arbitral, para determinar si ‘el uso de los AAV mejora el juego’.

El objetivo del experimento NO es alcanzar una precisión del 100% para todas las decisiones, ya que no se desea perder la fluidez y las emociones que caracterizan al fútbol por su acción casi ininterrumpida y la ausencia general de paradas prolongadas. La filosofía consiste en:

“interferencia mínima – beneficio máximo”

Para garantizar que el árbitro (no el AAV) sea el miembro clave del grupo arbitral, el árbitro siempre tomará la decisión (excepto en el caso de incidentes ‘inadvertidos’, normalmente ‘alejados del balón’), lo cual incluye la decisión de la no existencia de infracción. La decisión del árbitro solamente se puede cambiar si la consulta del video demuestra un error claro, es decir, no se trata de ‘¿ha sido correcta la decisión?’, sino:

“¿la decisión fue manifiestamente incorrecta?”

Las asociaciones federales y competiciones nacionales solo están autorizadas a participar en experimentos (o utilizar los AAV) con el permiso del IFAB. El permiso solamente se concederá si los protocolos del IFAB se respetarán íntegramente y si se cumplen los requisitos del IFAB en cuanto a la formación del árbitro y del AAV así como los requisitos técnicos:

“un protocolo – utilizado por todos  –  Decisiones revisables

Los miembros del grupo arbitral toman cientos de decisiones en cada partido, entre ellas las decisiones de la ausencia de infracción. Sería imposible, sin cambiar completamente el fútbol, revisar cada decisión. Por lo tanto, el experimento limita el uso de los AAV a 4 categorías de decisiones/incidentes decisivos para un partido:

• Goles • Decisiones de tiro penal / ausencia de tiro penal

• Tarjetas rojas directas (no segundas tarjetas amarillas)

• Errores de identificación En todas estas situaciones, el AAV solamente se utiliza una vez que el árbitro haya tomado una decisión (como la de permitir que continúe el juego), o si un incidente grave ‘pasa desapercibido’, sin que lo hayan visto los miembro del grupo arbitral.

Principios

Hay 12 principios que son la base del experimento con AAV:

1. La tecnología de vídeo solamente se utilizará para corregir errores claros y para incidentes graves desapercibidos en determinadas decisiones cruciales para un partido: gol, tiro penal o no, tarjeta roja directa y errores de identificación (p. ej. el árbitro amonesta o expulsa al jugador equivocado).

2. La decisión final la tomará siempre el árbitro.

3. Los árbitros asistentes de vídeo (AAV) son miembros del grupo arbitral; toda información que los AAV transmitan al árbitro será tratada por este de la misma manera que la información recibida de parte del árbitro asistente, del árbitro asistente adicional o del cuarto árbitro.

4. El árbitro siempre debe tomar la decisión, independientemente de la existencia de los AAV. No se permite que el árbitro no pronuncie su decisión y remita la situación al AAV. Si el árbitro decide no detener el juego por una supuesta infracción, se podrá revisar la decisión (de permitir que prosiga el juego). En raras ocasiones, cuando no esté claro si una infracción penalizada y amonestable (con tarjeta amarilla) es lo suficientemente grave para una expulsión (tarjeta roja), o quién debe ser objeto de sanción, el árbitro puede consultar al AAV.

5. La decisión inicial del árbitro no se modificará a menos que la consulta de vídeo demuestre manifiestamente que la decisión fue claramente incorrecta.

6. Solamente el árbitro puede dar pie a la revisión; el AAV (y los otros miembros del grupo arbitral) solamente pueden recomendar una revisión al árbitro.

7. Sea como sea el proceso de revisión, no existe presión para revisar la decisión rápidamente, ya que la precisión es más importante que la rapidez.

8. Los jugadores y el cuerpo técnico no deben rodear al árbitro ni procurar influir en su elección de revisar una decisión, en el proceso de revisión ni en la decisión final. Un jugador que utilice la ‘señal de revisión’ será amonestado (con tarjeta amarilla).

9. El árbitro deberá, en la medida de lo posible, permanecer ‘visible’ durante el proceso de revisión para garantizar la transparencia.

10. Si el juego continúa tras un incidente que se somete seguidamente a revisión, cualquier medida disciplinaria tomada o requerida tras el incidente no se cancela, aunque se modifique la decisión inicial (excepto una amonestación o expulsión por detener un ataque prometedor o impedir una oportunidad manifiesta de gol).

11. Existe un periodo límite antes y después de un incidente que se puede revisar. 12. El protocolo para AAV, en la medida de lo posible, se ajusta a los principios y la filosofía de las Reglas de Juego.

Proceso de revisión

El AAV verá el partido en las pantallas de TV de la sala de operaciones de vídeo (SOV), la cual puede encontrarse dentro o cerca del estadio o en una ubicación más central (p. ej. centro de partidos). Para mayor integridad/ transparencia/credibilidad, el AAV, con ayuda de un operador de repeticiones (OR), tendrá acceso independiente a, y control de repeticiones sobre, todos los ‘alimentadores’ de transmisiones, así que en toda revisión se utilizarán las mismas grabaciones que las que se podrán ver por la televisión.

El AAV ‘comprobará’ automáticamente toda situación/decisión para ver si se ha cometido un posible error claro en una situación decisiva para un partido o si ha pasado desapercibido un incidente o infracción grave; por lo tanto, no es necesario que los entrenadores o jugadores soliciten una revisión, ya que si hay algo que haya pasado desapercibido, el AAV lo constatará.

Si no se requiere revisión, no es necesario comunicarse con el árbitro – se trata de una ‘comprobación silenciosa’. Si una ‘comprobación’ indica que se debería revisar un incidente, se deberá informar de ello al árbitro inmediatamente. Además, si el árbitro sospecha que se ha producido un error notable, o que ha pasado desapercibido algo grave, podrá solicitarse una revisión.

Solamente el árbitro puede dar pie a una revisión – los otros miembros del grupo arbitral (especialmente el AAV) pueden recomendar una revisión, pero solo el árbitro decidirá si se procederá a tal revisión y cuál será su conclusión.

El árbitro puede decidir que los miembros del grupo arbitral han visto con claridad el incidente y que no necesitan revisión. Si el árbitro desea una revisión sin que se haya detenido el juego, se deberá detener en cuanto se encuentre en una zona ‘neutral’, como cuando ningún equipo tenga una buena posibilidad de ataque.

El árbitro debe indicar claramente que el proceso de revisión ha comenzado, mostrando visualmente la forma de una pantalla de TV; no se podrá modificar una decisión a menos que se haya mostrado la señal de revisión. La reanudación del juego deberá retrasarse hasta el final de la revisión; los árbitros no deben permitir que el equipo/jugador ‘infractor’ reanude el juego para evitar la revisión.

Una vez iniciada la revisión, el árbitro tiene la opción de:

• tomar una decisión basada únicamente en la información recibida de parte del AAV o

• revisar la grabación directamente antes de tomar una decisión final (revisión en el terreno – RET)

Las RET se utilizarán principalmente para decisiones ‘subjetivas’, para ayudar en el control de los partidos o para ‘convencer’ de una decisión. No debería necesitarse una RET para decisiones factuales, como la posición de una infracción o de un jugador (p. ej. fuera de juego), el punto de contacto en el cuerpo para manos o faltas, etc.

El árbitro puede ver grabaciones a velocidad normal y/o a cámara lenta pero, por lo general, la cámara lenta debería utilizarse únicamente para determinar el “punto de contacto” en infracciones físicas y manos; por su parte, la velocidad normal debería utilizarse para determinar la “intensidad” de una infracción o para decidir si una mano fue “deliberada”. Los otros miembros del grupo arbitral no revisarán la grabación a menos que el árbitro se lo pida.

Para infracciones de tarjeta roja (excepto por impedir una oportunidad manifiesta de gol), solamente se revisa el incidente. En el caso de los goles, incidentes que den pie a un tiro penal e infracciones de impedir una oportunidad manifiesta de gol, el árbitro puede revisar el juego remontándose como máximo hasta el inicio del movimiento de ataque que condujo al incidente y, si procede, cómo se obtuvo la posesión del balón al inicio de esa fase del juego. Las Reglas de Juego no permiten cambiar las decisiones de reanudación (saques de esquina, saques de banda, etc.) una vez reanudado el juego, por lo cual no se pueden revisar.

Al final del proceso de revisión, el árbitro tomará la decisión final e indicará claramente el resultado de la revisión, tomará, cambiará o anulará toda medida disciplinaria (si procede) y garantizará una reanudación correcta del partido.

Aunque el proceso de revisión debería llevarse a cabo de la manera más eficiente y rápida posible, la precisión es más importante que la rapidez. Los jugadores y el cuerpo técnico no deben intentar influir o interferir en el proceso de revisión. Un jugador que haga la señal de la TV será amonestado (con tarjeta amarilla); toda persona que entre en el área de revisión del árbitro (ARA) será amonestado con tarjeta amarilla (jugador/sustituto) o expulsado (miembro del cuerpo técnico).

No se anulará un partido por los siguientes motivos:

• funcionamiento incorrecto de la tecnología de AAV ni del sistema de detección automática de goles (DAG)

• decisión(es) incorrecta(s) relacionadas con el AAV (ya que el AAV es un miembro del grupo arbitral)

• una decisión de no revisar un incidente o la revisión de una situación no revisable

Formación del árbitro Se requerirá mucho tiempo y recursos para formar a los árbitros y AAV para que puedan utilizar el sistema de AAV eficientemente, especialmente bajo presión o en situaciones complejas que sean decisivas para un partido. Esta formación será de importancia capital para el experimento con los AAV.

La formación procurará desarrollar un proceso de revisión eficiente para:

• alcanzar un alto nivel de precisión para determinar si se revisará una decisión o incidente y en la decisión ‘final’ (tras la revisión)

• minimizar el tiempo necesario para la revisión sin sacrificar la precisión

Análisis de los datos

El IFAB ha confiado a KU Leuven (Bélgica), una universidad con una experiencia considerable en el ámbito de los árbitros y del fútbol, la recogida y el análisis de los datos de los AAV. Sus resultados serán validados por las universidades TU München y de Harvard.

Esquema temporal de las decisiones

El IFAB pretende tomar la decisión sobre los AAV en 2018, o en 2019 como máximo

Glosario

A

Asistente del árbitro asistente de vídeo (AAAV)* – suele ser un actual o antiguo árbitro designado para ayudar al árbitro asistente de vídeo, especialmente para:

• visionar la acción ‘en vivo’ cuando el AAV esté realizando una ‘comprobación’ o una ‘revisión’ • anotar incidentes, etc.

• comunicar el resultado de una revisión a los medios emisores Área de revisión del árbitro (ARA) – ubicación ‘visible’ fuera del terreno de juego en la que el árbitro puede ver las repeticiones Asistente de revisión (AR)

* – persona que ayuda al árbitro en el área de revisión del árbitro (ARA); debe mostrarse neutral con respecto a ambos equipos

Árbitro asistente de vídeo (AAV)* – un actual o antiguo árbitro designado para ayudar al árbitro a corregir un error claro en una situación decisiva para un partido (o si un incidente grave pasa desapercibido) transmitiendo información a partir de las repeticiones

C

Comprobación silenciosa – cuando el AAV comprueba una decisión o incidente pero no se comunica con el árbitro (cuando no se determina ningún error claro) Glosario * Los AAV, AAAV, OR y AR deben mostrarse neutrales con respecto a ambos equipos

F

Fase de posesión atacante (FPA) – el ‘punto de inicio’ del periodo de juego revisable de un gol, incidente que dé pie a un tiro penal o infracción que impida una oportunidad manifiesta de gol. Es el comienzo del movimiento de ataque que condujo al gol, incidente que dio pie a un tiro penal o infracción que impidió una oportunidad manifiesta de gol y, si procede, cómo se obtuvo la posesión del balón al inicio de esa fase del juego (pero no una reanudación que dio comienzo al ataque)

O

Operador de repeticiones (OR)* – persona con conocimientos técnicos que ayuda al AAV en la sala de operaciones de vídeo (SOV); debe mostrarse neutral con respecto a ambos equipos

R

Revisión en el terreno (RET) – cuando el árbitro decide ver las repeticiones en el ARA

S

Sala de operaciones de vídeo (SOV) – la sala o área en la que el AAV, el AAAV, el OR, etc., ven el partido y tienen acceso independiente a, y control sobre, la grabación de repeticiones del medio emisor. Puede encontrarse dentro o cerca del estadio o en una ubicación más central (p. ej. centro de partidos)