Israel Folau fue protagonista de uno de los momentos más polémicos de la vuelta del Rugby League en el Reino Unido, cuando al comienzo del partido los jugadores de Dragons Catalans y St Helens decidieron arrodillarse para apoyar el movimiento Black Lives Matter.

La imagen causó impacto porque mientras sus compañeros y rivales mostraron respeto y homenajearon al movimiento Black Lives Matter, Izzy se mantuvo de pie. Y esa imagen encendió la polémica, principalmente en las redes sociales.

Las inclinaciones ideológicas de Folau ya son conocidas e incluso le generaron la expulsión de la selección australiana, cuando el ferviente evangélico opinó en contra de la comunidad homosexual, asegurando que «el infierno los espera».

El entrenador de Dragons Catalans, Steve McNamara, se refirió al tema y dijo: “Como club completo, estamos completamente en contra del racismo y por la igualdad de oportunidades. Algunos jugadores y el personal optaron por no arrodillarse, fue una elección personal y, como grupo, respetamos la elección”.

Credit: MARK COSGROVE/NEWS IMAGES