El boxeador mexicano Iván Morales ya se encuentra en Cardiff, Gales, donde este sábado retará al británico Lee Haskins por el título mundial de peso gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), ante el cual deberá hacer una pelea perfecta.

Tras un largo viaje desde la Ciudad de México, el “Niño maravilla” arribó a la sede de la pelea, misma que se realizará en la Ice Arena y a la que llega motivado, seguro de quedarse con el cetro de las 118 libras, “mi sueño está a punto de ser realidad”.

Para imponerse al monarca sabe que deberá tener una de sus mejores noches como pugilista profesional, “sé que tengo que hacer una pelea inteligente, presionar, golpear al cuerpo, acercarme a él, hacer una pelea prácticamente perfecta”.

“Hay pequeños detalles que van a jugar a mi favor como la condición física, el ritmo de combate, la juventud, ese es otro punto y ciertos detalles clínicos, creo que tengo mejor técnica que él y eso lo voy a demostrar el sábado”, aseveró.

De ganar, se convertiría junto a Erik y Diego Morales como la primera tercia de hermanos mexicanos campeones del mundo, situación que lo motiva, pues tanto el “Terrible” como el «Pelucho”, quien estará en su esquina, confían en su coronación.

 

Por: Claudio Medrano S.