El boxeador estadounidense Joshua Franco superó por decisión unánime al australiano Andrew Moloney y se hizo con el título de peso supermosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Franco mandó a la lona a Moloney en el undécimo asalto y confirmó su supremacía en la pelea que se celebró en el MGM Grand Conference Center en Las Vegas (Nevada).

La jueza Julie Lederman otorgó unas calificaciones de 115-112, y Patricia Morse Jarman y Dave Moretti dieron 114-113 para Franco, un boxeador de 24 años de edad, natural de San Antonio.

Franco mejoró su marca a 17-1-2 y se convirtió en el quinto campeón mundial de San Antonio, una de las grandes ciudades de boxeo en Estados Unidos.