Fue el día lunes cuando la autoridad máxima del deporte, la ministra Cecilia Pérez se reunió virtualmente con los presidentes de las federaciones para informar sobre los recortes presupuestarios que tendrá la cartera deportiva debido a la crisis mundial por el coronavirus. 

Sin embargo, la reunión no fue la esperada y la ministra Pérez lo hizo saber al enviar una carta al Comité Olímpico de Chile que preside Miguel Ángel Mujica. 

“En la reunión hubo gestos de asistentes a la cita que, según nuestro parecer, no fueron acordes a la relevancia y al respeto que exigía la reunión. Por ejemplo, ver permanentemente a algunos asistentes a la reunión hablando por teléfono. Esto nos parece inaceptable. Como Ministerio dimos espacio para responder inquietudes y hubo preguntas posteriores sobre temas que fueron ampliamente abordados. Esto denota y retrata una falta de atención que, por lo menos, es preocupante”, explica la ministra en la carta. 

Además, una de las acusaciones más fuertes fue una supuesta filtración a los medios una vez concluida la reunión que duró más de 2 horas. “Con sorpresa, nos dimos cuenta de que casi inmediatamente finalizado el encuentro, un medio de comunicación ya tenía toda la información conversada en ella, lo cual, al ser una reunión de dos horas, era casi imposible de obtener solo de una filtración”, señala la misiva. 

Frente a esta situación, el presidente del COCh, Miguel Ángel Mujica manifestó a La Tercera su apreciación de los hechos. “Toda esta situación nos pone en un muy mal pie, considerando lo relevante que es hoy mantener una relación cordial y respetuosa con las autoridades de gobierno”, comentó Mujica.