El documental ‘The Last Dance’ sigue mostrando facetas desconocidas de Michael Jordan y su entorno,ya que además de desmenuzar las campañas de ‘Su Majestad’ con los Chicago Bulls, también pone el ojo en otras polémicas surgidas en su carrera.

Una de ellas, cuando el propio Jordan organizó un boicot contra la marca Reebok durante la ceremonia de premiación en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, cuando varios miembros del Dream Team se mostraban inconformes por portar la marca, al ser los rostros de otras firmas deportivas.

Luego de vencer a Croacia en la final de la competencia olímpica surgió el dilema para los basquetbolistas, pues sus acuerdos comerciales los motivaban a no mostrarse en un escenario global con un patrocinador distinto, por lo que maquinaron la forma de evitarlo.

Los 12 jugadores (la mitad de ellos tenían contrato con Nike) bajaron los cierres de sus chaquetas de tal forma que se cubriera el logo de Reebok, pero por si eso fuera poco, Michael Jordan, Charles Barkley y ‘Magic’ Johnson se pusieron una bandera de Estados Unidos en el hombro para asegurar que no se viera la marca de Reebok en ningún momento.

En la serie también se muestra a la estrella de Chicago y MVP (jugador mas valioso) reinante en aquel entonces, insultar a Harvey Schiller, el director de Reebok, por obligarlos a usar la indumentaria. ‘No habrá excepciones’, había mencionado Schiller unos días antes.

«Algunos (jugadores) dicen que intentarán tapar el logo de Reebok, pero no podrán hacerlo como yo lo haré, les espera una maldita sorpresa», dice Jordan dentro de un auto mientras recorren Barcelona. Una historia deportiva-comercial que nos confirma el documental que es furor por estos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.