La WTA prepara regreso del tenis

Steve Simon, máximo responsable de la WTA, espera que el Abierto de Palermo proporcione un plan para la recuperación del circuito en medio de la pandemia de Covid-19. El torneo de tierra batida femenino, que comienza en la capital siciliana el 3 de agosto, será el primero de los circuitos WTA o ATP desde que éstos se suspendieron a principios de marzo debido al brote de coronavirus.

“Diría que definitivamente hay una emoción para volver a hacer lo que amamos”, dijo el presidente y director ejecutivo de la WTA en una videollamada desde los Estados Unidos. “Obviamente, los promotores del torneo han realizado un gran trabajo para llevarnos a esta etapa. Así que estamos entrando en esto con grandes esperanzas. Y esperamos haber encontrado una solución que permita que el tenis funcione en este entorno”, aseguró Simon, quien dijo que la WTA estaba buscando organizar tantos torneos como fuera posible en 2020 y la segunda semana del remodelado calendario ya tiene previstos eventos en Praga y Estados Unidos.

“Creo que nuestros primeros tres torneos en Palermo, Praga y Lexington crearán ese camino para nosotros. Esos tres torneos se disputarán seguro a menos que recibamos un problema de última hora del gobierno o de las autoridades de salud locales”, agregó.

La apuesta de la ATP para reiniciar la temporada masculina en el Open de Washington a principios de agosto ya ha fracasado y Simon dijo que la WTA tuvo la suerte de que su primer torneo fuera en Europa. “Hay una diferencia en nuestros calendarios que nos dio la oportunidad de comenzar en Europa, lo que creo que ha sido ventajoso para nosotros”, dijo Simon.

“Si miras la situación actual en todo el mundo, la Unión Europea es probablemente el área más estable fuera de China en este momento. Eso definitivamente nos ayudó. Y comenzar en tierra batida también es bueno desde una perspectiva de salud, una superficie un poco más suave, que no exige tanto esfuerzo físico porque es más lenta y luego pueden evolucionar hacia la temporada de pista dura”, argumentó.

La segunda y tercera paradas de la temporada de la WTA en pista dura son ambas en Nueva York, el Western & Southern Open y el US Open, pero hay grandes preguntas sobre si se podrán disputar y Simon dijo que pronto se tomará una decisión final. El reinicio ha dividido la opinión entre los jugadores, con unos 200.000 nuevos casos de Covid-19 que se informan a nivel mundial todos los días y las restricciones de viaje internacional aún vigentes en muchos países.

“¿Cuál es la decisión correcta, a menos que todos puedan viajar nadie juega? ¿O tratamos de encontrar oportunidades para todos aquellos que pueden jugar y sentirse cómodos jugando?”, dijo Simon.

“Y llegamos al equilibrio: deberíamos tratar de conseguir tantas oportunidades para que tantas personas como podamos puedan continuar practicando nuestro deporte”, prosiguió. “Obviamente, si no creemos que el equilibrio sea correcto, que las condiciones han cambiado y no es seguro, o no nos gusta lo que está sucediendo, no dudaremos en cerrar de nuevo el circuito”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.