Tras cinco meses, la selección nacional volvió a los entrenamientos en cancha bajo estrictos protocolos. Country Club fue el lugar elegido para la primera práctica de las Diablas con solo diez jugadoras autorizadas.

El viernes 21 se citó a parte del plantel a las 7:50 AM para entrenar por solo una hora. Entre las reglas principales se encuentran, el distanciamiento físico durante todo momento, la entrada y salida con mascarilla por lugares establecidos y el espacio personal para las jugadoras.

“Fue un día de mucha felicidad porque nos hace volver a sentir lo que nos gusta y que todos esos días encerrados entrenando valieron la pena. Fue una sensación parecida de cuando uno se lesiona y te das cuenta lo que te gusta y apasiona tu deporte” comenta Beatriz Wirth, jugadora de las “Diablas”.

Durante los últimos meses, el principal medio de conexión del equipo fue entrenamientos, reuniones y charlas vía plataforma Zoom. El equipo continuará con los entrenamientos dos veces por semana siempre dependiendo de las decisiones de las autoridades sanitarias y reapertura de clubes.

La próxima competencia del equipo comandado por Sergio Vigil aún no tiene fecha luego de la suspensión del Torneo Sudamericano que estaba programado para junio de 2020 en Lima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.