Sebastián Moreno se ha quedado prácticamente sin directorio. Conforme a los estatutos de la ANFP este debe estar integrado por siete miembros. Por distintas razones en el tiempo fueron renunciando sus integrantes quedando tan sólo el presidente y Marcos Kaplun.

Claramente, una situación inédita y que lo deja sin quórums para sesionar y tomar acuerdos. Pero igualmente y mientras no renuncie o bien prospere en su contra una censura, Sebastian Moreno sigue siendo el presidente de la ANFP.

Se manejan variadas interpretaciónes para explicar lo que está sucediendo y no faltan aquellos que ven la mano de el expresidente de Unión Española Jorge Segovia y con él a los mismos dirigentes que,en su momento, respaldaron a Sergio Jadue y a presidentes de clubes dirigidos en la actualidad por accionistas argentinos.

Sea lo que sea, Moreno fue elegido con mucho cuestionamiento al pesar sobre él temas pendientes con la justicia por hechos acaecidos mientras fuera funcionario de Codelco. Ademas, su estrecha elección estuvo marcada por acusaciones de presiones y ofertas a clubes para que cambiarán su voto a última hora.

En su gestión ha imprimido un estilo muy personalista que incomodó, primero al resto de sus compañeros que fueron renunciando y después, a varios presidentes de clubes que fueron articulando una creciente oposición en su contra.

¿Que viene?. Esta crisis deberá resolverse dentro de la institucionalidad, vale decir, por el Consejo de Presidentes de clubes y a través de elecciones tendientes a configurar un nuevo directorio o bien eligiendo a los directores que deberán reemplazar a los renunciados.

En el intertanto, ya surgen los nombres de Pablo Milad y Juan Tagle como futuros candidatos llegado el caso. En tanto, Jorge Uauy suma apoyo para ser el presidente interino.

Pablo Milad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.