El veterano Gregg Popovich ya ha dirigido el primer entrenamiento de los Spurs en la burbuja Disney de Orlando y ya ha protagonizado su primer acto con los medios de comunicación, un acto en el que ha hablado de la burbuja y de la justicia social.

Para empezar, Popovich ha alabado el trabajo realizado por la NBA para reunir en Orlando a todos los contendientes y poder así reanudar la competición, y ha dicho sentirse seguro y confiado. “No sé dónde podríamos estar más seguros que aquí”, ha afirmado Popovich, que con 71 años pertenece por edad al grupo de mayor riesgo frente al coronavirus Covid-19.

El entrenador jefe de los Spurs pasó todas las pruebas médicas necesarias para acudir a las instalaciones de Disney con su equipo y ahora se siente más seguro que si estuviera fuera de la burbuja. En este sentido ha señalado: “Desde un punto de vista intelectual y médico yo tendría que decir no probablemente, pero estoy seguro aquí (en la burbuja). Estoy más seguro aquí de lo que estaría en Texas”.

Respecto a la vuelta a la competición, Popovich considera que es una gran oportunidad para amplificar la lucha contra la injusticia social, tal y como ha sido enfocado por los jugadores y por la liga. Popovich se puede quedar fuera por primera vez en dos décadas de los playoffs, pero al menos no se ha quedado fuera del proyectado final de la temporada regular.