Tras un amplio proceso de consulta, las restantes etapas del World Rugby Sevens Series femenino y masculino, han sido canceladas debido a la continua y dinámica pandemia global del COVID-19, dando así por concluida de manera temprana la temporada 2020.

La decisión se tomó tras un detallado y constructivo diálogo con las uniones anfitrionas y participantes, priorizando la salud y bienestar de la comunidad de rugby y del público en general, en línea con los consejos de las relevantes autoridades de salud y gobiernos nacionales.

Nueva Zelanda recibirá los títulos femenino y masculino al haber estado liderando las posiciones cuando la pandemia interrumpió la Serie, habiéndose completado con éxito cinco de los ocho torneos femeninos y seis de los diez masculinos.

En cuanto a Chile, este año participó del Challenger Series que fue lanzado por la World Rugby este año para empujar el desarrollo del rugby sevens a nivel global, especialmente en países emergentes. Su objetivo sigue siendo una prioridad clave, ofreciendo un camino de promoción al HSBC World Rugby Sevens Series.

Tras los resultados de las dos primeras fechas, en Chile y Uruguay, Japón se quedó con el Challenger Series tras los dos torneos disputados, obteniendo oro y bronce en las etapas disputadas a principio de 2020. De esta manera los nipones se unirán al HSBC World Rugby Sevens Series 2021 como el décimosexto equipo fijo.

Originalmente, los 8 mejores equipos de las fechas del Challenger Series,  disputarían en cancha un cupo único al World Seven Series. Los Cóndores quedaron en cuarto lugar, sin oportunidad de jugar por ese cupo.

Como resultado de estas enmiendas, se adaptará el sorteo para los Juegos Olímpicos de Tokio incluyendo los resultados de la temporada 2021 para asegurar la más sólida y precisa representación del nivel actual al comenzar los Juegos en julio de 2021.