A distancia, desde Uruguay, el Head Coach Pablo Lemoine monitorea los pasos a seguir en los entrenamientos de Los Cóndores. El grupo está en las primeras fases tras el retorno, por lo que aún no es posible preparar jugadas ni hacer planteamientos técnicos. Por ahora el foco está en la puesta a punto en la parte física y monitorear los hábitos para evitar contagios dentro del grupo.

A principios de octubre se vislumbra el primer torneo sudamericano del año que se jugará, si el coronavirus no obliga lo contrario, en la ciudad de Montevideo, donde el Estadio Charrúa será una burbuja sanitaria para recibir a los seleccionados.

Mientras los jugadores se preparan en cancha, Chile Rugby realiza constantes procesos de sanitización de las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento de Rugby (CARR) cumpliendo con los protocolos sugeridos por las autoridades.

Esta semana, por ejemplo, recibió la donación del laboratorio nacional Aintech, quien realizó un operativo de sanitización con un innovador producto a base de nanopartículas de cobre, para desinfectar canchas, camarines, gimnasio, estación kinesiológica y oficinas administrativas con el objetivo de apoyar a los jugadores de la selección nacional de Rugby en su camino a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.
  
“A través de nuestras innovaciones y de un desarrollo superior en nanocobre, estamos aportando directamente a proteger a los chilenos en diversas actividades mitigando el avance del covid-19. Nos sentimos orgullosos de poder contribuir al Rugby nacional con esta desinfección con Decutec para que puedan continuar su desarrollo de cara a sus compromisos deportivos”, explicó Vittorio Stacchetti, gerente comercial del laboratorio Aintech.