Mesa directiva de la ANFP a punto de caer

Tras la renuncia de Martín Iribarne al directorio de la ANFP, este queda con el mínimo de los quórums exigidos por los estatutos y ponen en jaque su institucionalidad y el liderazgo de su presidente Sebastián Moreno.

En rigor, la renuncia de Iribarne fue gatillada por la presión de la oposición que amenazaba con presentar una censura en su contra por presunto abuso de poder o conflicto de intereses en la contratación del jugador Erick Wiemberg a Union Calera.

Con esta renuncia el directorio sólo queda integrado por Sebastián Moreno, Raúl Jelves (vice presidente), Arturo Aguayo (tesorero) y Marcós  Kaplun (director).

Con el fin de proceder a designar nuevos directores Moreno había citado a una reunión al Consejo de Presidentes, la que no pudo realizarse al no contar con el apoyo de 15 presidentes de clubes.

En dicha reunión esperaba presentar a Arturo Yungue y Johan Giesse a consideración de los clubes como nuevos directores. Se pretende realizar la sesión el próximo viernes, pero la oposición intenta no asistir y evitar el quórum necesario.

Esta oposición al presidente sigue muy activa, cuestionando su gestión entre otras cosas por haberse anticipado a comprometer indemnizaciones al CDF por no cumplirse el mínimo de 30 partidos según contrato, sin oponer alguna defensa jurídica como la ocurrencia de fuerza mayor o el caso fortuito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.