Se cerró la primera semifinal de la Conferencia del Este en la NBA y se dio la gran sorpresa, pues el quinto clasificado Miami Heat derrotó al número uno como eran los Milwaukee Bucks por 4 a 1.

En este quinto juego, los Heat ganaron por 103 a 94, aprovechando la ausencia de la mejor figura de su rival, el griego Giannis Antetokounmpo, lesionado en el primer cuarto del partido anterior y llegan a una nueva final de conferencia, recordando que el 2014 había sido su última vez.

Para los Bucks es una nueva frustración y mirará por TV y fuera de la «burbuja» de Disney, la definición de la Liga de las estrellas. Por segundo año seguido tras ser el mejor equipo de la fase regular, se queda afuera antes de tiempos en los playoffs. Esta vez sin el astro griego, resentido de la lesión en el tobillo, Milwaukee no pudo evitar la eliminación. El domingo último, logró salvarse la «barrida» bochornosa.

Mientras tanto, Miami se metió en su octava final de Conferencia, donde espera por Boston Celtics o el campeón Toronto Raptors, que por ahora domina los primeros por 3 a 2 y podrían cerrar la serie este miércoles.

Los Heat dominaron colectivamente, con cinco jugadores anotando 10 o más puntos: Jimmy Butler con 17 tantos y 10 rebotes, Jae Crowder (14), Bam Adebayo (10), Goran Dragic (16) y Tyler Hero (14).

En los Bucks no alcanzaon los 23 puntos de Khris Middleton, y sufrió anotando apenas el 29 por ciento en triples.

Image