El jugador de 35 años Michael Thompson se llevó la corona en el 3M Open con un total acumulado de -19 golpes. El final estuvo lleno de emociones, no necesariamente en el juego, sino la emotiva llamada que tuvo con su esposa tras ganar el campeonato.

El jugador decidió llamar a su mujer Rachel por FaceTime y el resultado fue que ambos lloraron de la emoción; Thompson a sus 35 años ganó su segundo torneo en el PGA Tour, el último había sido en el 2013 en el Honda Classic. El esforzado golfista luchó por años para mantenerse en el PGA Tour y mantener su tarjeta, pero también para volver a gritar “campeón”.

“Ella sabe el trabajo que he realizado, las mañanas tempranas yendo al gimnasio, el tiempo que pasé con Justin Parsons, mi entrenador de swing, práctica, estar lejos de los niños. Esto es para lo que hacemos todo ese trabajo y es tan emocionante que ahora puedo celebrarlo con ellos. Qué semana”, dijo el golfista en entrevista con el PGA Tour.

La cuenta oficial de Tour destacó los 7 años que tuvieron que pasar para que volviera a ganar un torneo: