Mo Farah con 37 años bate récord de la hora

Este viernes 4 de septiembre, en la ciudad de Bruselas, desde las 14,55 horas de Chile, el atleta nacido en Mogadiscio, Somalia, y nacionalizado inglés Mo Farah participó de la Diamond League, compitiendo en la carrera de una hora en pista.

Durante 60 minutos, buscaba sumar la mayor cantidad de metros posibles, y su intención era destronar al etíope Haile Gebreselassie, quien tenía el récord mundial con 21.285 metros recorridos el 27 de junio de 2007 en Ostrava.

Y tres años después de haberse pasado a las carreras de ruta, Mo Farah, regresó a las pistas e hizo historia grande al batir el récord mundial de la hora, que tuvo a otras leyendas como dueños, el finlandés Paavo Nurmi y el checoslovaco Emil Zatopek, además de Gebreselassie .

En la Diamond League, Farah logró una distancia de 21.330 metros y así logró el primer récord mundial en la carrera de una gloria de este deporte, que es cuádruple campeón olímpico de los 5.000 y 10.000 metros en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

Mo Farah había anunciado el año pasado su deseo de volver a pisar el tartán con el objetivo de disputar los 10 kilómetros en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y vaya si volvió con todo.

«Estoy muy ilusionado, como un niño. Extrañé mucho la pista y es genial estar de nuevo en un estadio. El récord de Haile significa mucho para mí. Es bonito hacer historia. No son los Juegos Olímpicos, pero tener un récord del mundo es algo fenomenal», había declarado el séxtuple campeón del mundo en la previa de la carrera.

Image

Farah pasó los primeros 5 km en 14:05, la distancia de 10 km en 28:12 y había margen para batir el récord mundial de la hora. A partir de ahí, se encargó de marcar él mismo la cadencia sin liebres (el belga Simon Debognies encabezó la prueba en los primeros kilómetros y le reveló en cabeza el keniano Robert Keterhasta cubrir los primeros 10.000 metros). Se veía en el correr del británico de origen africano que quería asombrar al mundo en una competición.

El campeón olímpico ya había avisado de que quería correr con kilómetros a 2:50. Sabía que estaba en el buen camino. «Creo que soy más fuerte de lo que era. Tener maratones en mi carrera me hace más fuerte. Mis piernas tienen más kilometraje y solo tengo que seguir insistiendo», avisó la víspera de la jornada de la Liga de Diamante en Bruselas. Otra ventaja para el británico fue contar siempre con la referencia de la plusmarca en forma de holograma junto a la pista en los videomarcadores.

El atleta de origen somalí comandó una gran carrera en la que también brilló el belga de origen somalí Bashir Abdi, siempre a su sombra en Bruselas para acabar con 21,322 metros, también una mejor marca que Gebrselassie pero peor que la nueva plusmarca universal. Eso sí, Abdi se quedó con el récord del mundo de los 20 km. porque cruzó con 56:20,02 y se llevó una parte de la gloriosa noche pactada con su compañero de entrenamientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.