El español Rafael Nadal ha anunciado en la tarde de este martes que no participará en la próxima edición del US Open. El tenista español ha justificado su ausencia en el Grand Slam estadounidense debido a la delicada situación sanitaria que se vive en el mundo como consecuencia del coronavirus. El balear agradeció los esfuerzos que están poniendo todas las partes porque se puedan disputar torneos.

Pocas horas después de conocerse la suspensión definitiva del Mutua Madrid Open, torneo en el que Nadal había confirmado su presencia hace unas semanas, el actual campeón del US Open anunció su ausencia en Nueva York. El campeón español hizo un comunicado a través de sus perfiles sociales en el que explicó su decisión de no acudir al US Open:

«Tras pensarlo mucho he decidido no participar en el US Open de este año. La situación sanitaria sigue muy complicada en todo el mundo con casos de COVID-19 y rebrotes que parecen fuera de control. Sabemos que el calendario de este año tras 4 meses sin jugar es una barbaridad, si bien entiendo y agradezco los esfuerzos que todas las partes están poniendo para que se jueguen torneos. Acabamos de tener la noticia de que el torneo de Madrid también ha sido anulado.

A día de hoy la situación es complicada para hacer torneos y todo mi respeto a la USTA, organizadores del US Open y a la ATP por los esfuerzos que están haciendo para que se juegue el torneo para los millones de fans que lo verán por TV o en las plataformas digitales. Esta es una decisión que no querría tomar pero en este caso sigo mi corazón para decidir que por ahora prefiero no viajar»

La renuncia del mallorquín a jugar en el torneo que ganó el pasado año al derrotar en la final al ruso Daniil Medvedev, ha coincido con la cancelación del Mutua Madrid Open que se iba a celebrar del 12 al 30 de septiembre.

Señalar que desde el Abierto de los Estados Unidos de 1999, un torneo de Grand Slam no contaba al menos con Roger Federer o Rafael Nadal, un hecho que muestra la impresionante longevidad tenística de ambos y que este año no los tendrá en Nueva York por diversos motivos.