Tras haber empatado sin goles en los 90 minutos, Napoli se tituló como campeón de la Copa Italia derrotando a la Juventus en la definición a penales.

El encuentro se jugó en el Estadio Olímpico de Roma sin público presencial pero con imágenes virtuales que dieron colorido a esta final. Al cabo, fue un resultado merecido para el Napoli, ampliamente superior a su rival, sobretodo en la etapa final.

Es más, pudo ganarlo en el último minuto a no ser por una notable intervención del arquero Buffon que evitó el gol y obligó a ir a la ceremonia de lanzamientos penales.

Con esta victoria los dirigidos por Gennaro Gattuso logran la sexta copa de la historia mientras que la Juve se queda en 13 coronas.

Meret ataja penal a Dybala.
La decepción de Cristiano Ronaldo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.