Se jugó este viernes el quinto partido y los Boston Celtics vencieron 121-108 a los Miami Heat y descontaron a 3-2 en las finales de la Conferencia del  Este en la NBA  El máximo anotador volvió a ser Jason Tatum, con 31 puntos. El domingo, el sexto juego de la serie.

Duncan Robinson inauguró la noche en Orlando con un triple y un doble para que Miami empiece al frente en el marcador. Luego fue Jayson Tatum el que contestó y emparejó la situación. Sin embargo, el Heat se adelantó de la mano de Goran Dragic, que de a poco comenzaba a calentar la muñeca y a sentirse cómodo (26-18).

Luego fueron los Celtics los que remontaron, con Gordon Hayward y Jaylen Brown aportando en ambos costados de la cancha. Finalmente fue Marcus Smart el que insistió y Boston cerró la primera mitad abajo por una diferencia pequeña (58-51).

Poco a poco fue poniéndose en partido Boston, sólido en defensa a partir del hombre a hombre y anotando en transición en el otro costado, hasta que un triple de Smart le permitió al conjunto de Stevens empatar el juego (60-60). Ese paso fue una caminata y después llegó el trote, en el que los Celtics siguieron con la misma fórmula para darlo vuelta y terminar al frente el tercero (83-92).

Haciendo los close-out, limitando a Dragic, Butler y Herro y castigando con contragolpes, Boston no le dio chances a Miami en los últimos 12 minutos. Los golpes llegaron de a turnos, con Tatum en los primeros cinco minutos y con Hayward y Walker en las últimas posesiones. Desde esos dos frentes los Celtics fueron desgastando el partido hasta que sonó la campana que coronó la victoria. El resultado final fue 121-108 y la serie quedó 3-2 para Miami.

La figura de Boston fue Jayson Tatum con 31 puntos, a la vez que Goran Dragic se destacó con 23 tantos para los de Florida.

Image